Puertollano

En una nueva asamblea convocada para este sábado por la mañana

Los trabajadores de Solaria Puertollano decidirán en un referéndum vinculante si aceptan la última oferta de la empresa

La representación empresarial ha aceptado esperar para conocer el resultado de las votaciones

La Comarca

27/09/2013

(Última actualización: 27/09/2013 22:52)

Imprimir

Compás de espera en la fábrica dedicada a la venta e instalación de módulos y placas fotovoltaicas que Solaria tiene en Puertollano tras la asamblea, celebrada este mediodía, en la que las trabajadores han exigido ser ellos mismos los que decidan su futuro por medio de un referéndum vinculante que se llevará a cabo este sábado, de 11 a 12 de la mañana, en el Centro Cultural de la calle Numancia.

La representación empresarial, por su parte, ha aceptado la decisión de la asamblea, en una nueva reunión mantenida esta tarde con el comité, y esperará hasta conocer el resultado de la consulta final.

¿Estás de acuerdo con la oferta final de la empresa? Será la pregunta que cada uno de los trabajadores asistentes tendrá que responder en unas papeletas que, después de su recuento, servirán para establecer si la mayoría de ellos ha optado por firmar el acuerdo o por el contrario no lo aceptan.

Jesús Manchón, presidente del comité de empresa en Solaria Puertollano, afirmaba que inmediatamente después de conocerse el resultado del referéndum entre los trabajadores lo comunicarán a la empresa que, en caso de no ser aceptada su propuesta, procederá a la extinción del contrato de los 71 trabajadores afectados por el anterior expediente de extinción y poner en marcha un nuevo ERE con el que despediría a otros 110 empleados, tal y como explicaba en su última propuesta.

Si, por el contrario, su oferta es aceptada en el referéndum, el lunes se firmaría un acuerdo definitivo para la puesta en marcha de un ERTE de 9 meses, con el aplazamiento que sea necesario para que los afectados puedan percibir las prestaciones por desempleo y el pago de un complemento del 9% en los 120 días que cada uno de ellos podrán tener suspendido su empleo, además de una reducción salarial del 16% durante un año.

Con la firma del acuerdo, la dirección de la empresa también se ha comprometido a reducir la bolsa de horas que los trabajadores deben a la empresa a un máximo de 150, seguir abonándoles el complemento salarial cuando agoten sus prestaciones por desempleo y ofrecer bajas incentivadas a quienes no quieran seguir en su puesto de trabajo.

Mañana, sin más demora, se conocerá si por fin el largo camino del acuerdo ha llegado a su final con la firma del acuerdo o, por el contrario, se deja la puerta abierta a que la empresa lleve a cabo su ultimátum con el despido masivo de 181 trabajadores.

“Espero que todo salga bien y que acaben unas negociaciones que han tenido mucho estrés y mucho agobio” concluía Jesús Manchón.