Región

El Arzobispo de Toledo destaca el valor del servicio de los Centros de Orientación Familiar “para la vida humana, la sociedad, la familia”

Inaugurada en Tembleque la nueva sede de la Fundación COF en La Mancha

Braulio Rodríguez Plaza subrayó en su intervención que “poder contar con las personas que vais a trabajar y poneros al frente de esta encomiable tarea es una expresión de alegría” que “como Obispo la llevo muy en el corazón y lo agradezco profundamente, porque en el fondo ha habido muchas voluntades que se han unido para que esto pueda ser hoy una realidad”

La Comarca

27/09/2013

(Última actualización: 27/09/2013 22:52)

Imprimir

El pasado jueves la localidad manchega de Tembleque ha acogido la inauguración de la nueva sede de la Fundación COF, que ha estado presidida por el Arzobispo de Toledo y Primado de España, D. Braulio Rodríguez Plaza, acompañado por el Vicario de La Mancha, Emilio Palomo, el Delegado de Familia y Vida, Miguel Garrigós, el párroco de la localidad, Agustín Gallego, el director de la Fundación COF, Enrique Mellado, el Ecónomo Diocesano, Anastasio Gómez, así como numerosos colaboradores y miembros de la Fundación COF, sacerdotes de la Vicaría de la Mancha y vecinos de Tembleque.

Después de la bendición realizada por el Arzobispo de Toledo, D. Braulio Rodríguez, y en su intervención a los asistentes, ha señalado que ha tenido “la dicha de haber inaugurado el COF de Talavera de la Reina, también el COF de Toledo y, aunque este COF de La Mancha lleva bastante tiempo funcionando, hoy asistimos a la inauguración de su sede en Tembleque”, por lo que, ha destacado, “completamos un servicio en lo que es la territorialidad de nuestra Diócesis”.

También ha destacado D. Braulio Rodríguez el valor del servicio de los Centros de Orientación Familiar, tan fundamental “para la vida humana, para la sociedad, para la familia”, considerando que “no hay en absoluto comparación con el servicio que lógicamente también hacen otras instituciones dentro de nuestra sociedad”. Ha señalado de igual manera que “en principio nuestro servicio a la familia, a los matrimonios, al afrontar todas las dificultades que puedan surgir, y no solo eso sino el aspecto más positivo, no solo preventivo, sino la verdadera expresión de vivencia que hace que la persona se sienta a gusto con lo que es, es donde está la fuerza de nuestros Centros de Orientación Familiar, y en concreto este de La Mancha que felizmente acoge Tembleque, en esta casa que la ponemos al servicio de tantas cosas”.

Por ello afirmó que “son nucleares las atenciones y programas que se prestan en los COF”, donde podremos encontrar “personas concretas que nos orientan, que nos escuchan” en lo que afecta a todas las realidades humanas. También señaló el Arzobispo de Toledo que en esta realidad de la Vicaría de La Mancha “poder contar con estos locales y sobre todo con las personas que vais a trabajar y poneros al frente de esta encomiable tarea es una expresión de alegría”, que “como Obispo la llevo muy en el corazón y lo agradezco profundamente, porque en el fondo ha habido muchas voluntades que se han unido para que esto pueda ser hoy una realidad”, que es posible, enfatizó D. Braulio “para llevar la felicidad que ha traído Jesucristo con su amor esponsal”.

El Delegado de Familia y Vida de la Diócesis de Toledo, Miguel Garrigós, y vicepresidente de la Fundación COF, agradeció en sus palabras la presencia de D. Braulio en la inauguración pero sobre todo “su apoyo decidido a la Delegación de Familia y Vida y a la Fundación, que hacen posibles muchos proyectos”, como el que hoy se inaugura en Tembleque. Prosiguió su intervención explicando en qué consisten los COF, que “son un brazo de la Delegación de Familia y Vida”, señalando que los Centros de Orientación Familiar son un “servicios especializados de atención integral a los problemas familiares en todas sus dimensiones”, destacando que es una ayuda especializada “de la Iglesia para todo lo que tiene que ver con la familia y la vida”. En ese sentido destacó que lo propio de los COF es que están formados por profesionales y que por su apostolado y el servicio del Evangelio se pone a disposición de las acciones a favor de la familia y la vida.

Garrigós también señaló en sus palabras la existencia del proyecto “yoenti”, de educación afectiva y sexual, que la Delegación de Familia y Vida está desarrollando y que se encuentra dirigido a adolescentes y jóvenes de la Diócesis toledana.

Finalmente el Director de la Fundación COF, Enrique Mellado, fue el encargado de dar los agradecimientos a las autoridades eclesiásticas, a los colaboradores y los directores de los otros tres COF de la Diócesis de Toledo (Toledo, Talavera de la Reina y La Sagra), así como a todas las personas presentes en la inauguración, afirmando que “todos estamos llamados a nuestra vocación al amor”, hizo un breve repaso a la historia del COF La Mancha, hasta llegar al momento de “poseer un nuevo lugar físico, más en el centro geográficamente para la zona de la Vicaría de La Mancha, más conocido dentro de la red de centros de la Fundación COF y con un creciente número de profesionales que sigue sumando”, todos los profesionales con “un gran deseo de ayudar a las familias” desde las áreas de intervención del COF La Mancha.

Mellado también tuvo palabras de agradecimiento a la Fundación de Torres y López Pintado, que “muy generosamente nos han abierto su casa”, a los profesionales agradeció “su tiempo desinteresado y disposición de trabajar en un equipo interdisciplinar” porque “sin vosotros realmente el COF no existiría, porque el COF sois vosotros”, así como a los sacerdotes, a las personas que han realizado donaciones para hacer realidad la puesta en marcha del COF La Mancha, acabando su intervención con una invitación “a no olvidar hablar bien de las cosas buenas,como es el servicio que ofrece el Centro de Orientación Familiar para toda la zona de La Mancha aquí en Tembleque, entre todos podremos ayudar a las familias, matrimonios, novios y jóvenes, y así construir una familia del amor, de la familia y de la vida, como Dios ha pensado desde y para la eternidad”.

Fuente: Fernando Redondo