Región

Además de otras 4.646 toneladas con las que se produjo la energía equivalente al consumo anual de 13.000 hogares españoles

7.739 toneladas de aceite industrial usado han sido recuperadas en Castilla-La Mancha durante 2012

Los aceites usados recuperados fueron 100 % valorizados y destinados a distintos procesos de tratamiento, evitando su incidencia ambiental

La Comarca

28/08/2013

(Última actualización: 29/08/2013 00:24)

Imprimir

Castilla-La Mancha consume de media anual unas 21.000 toneladas de aceites industriales, siendo actualmente la octava comunidad española con mayor consumo. Concretamente, es en el sector de automoción donde se da el mayor consumo en esta comunidad, con más del 68 % del total comercializado, y es que a nivel nacional es la décima comunidad con mayor número de vehículos —32.202 vehículos en 2011, según la Dirección General de Tráfico— y la séptima en número de talleres de mantenimiento y reparación de vehículos —2.173 en 2012, según el Instituto Nacional de Estadística. En cuanto a la procedencia de estos aceites, son mayoritariamente de fabricación nacional, con cerca del 90 % del total puesto en el mercado castellano-manchego.

El consumo de estos aceites, tanto en los vehículos como en procesos y maquinarias industriales, viene generando de media anual cerca de 9.000 toneladas de aceites usados. Este residuo debe ser correctamente recuperado y gestionado ya que, de lo contrario, puede provocar graves daños medioambientales por su gran poder de contaminación. Su eliminación por incineración incontrolada o vertido afecta seriamente a la calidad del aire, así como al agua y al suelo. Sin embargo, si ha sido correctamente extraído y almacenado puede ser valorizado en su totalidad, aportando importantes beneficios medioambientales en cuanto al aprovechamiento de los recursos contenidos en el aceite usado, ya sean materiales o energéticos, suponiendo un importante ahorro de materias primas.

En España, SIGAUS es el sistema integrado de gestión (SIG) que se encarga de garantizar la recogida y el correcto tratamiento de los aceites industriales usados que se generan en todo el ámbito nacional. Durante 2012, el Sistema recuperó y gestionó en Castilla-La Mancha 7.739 toneladas de este residuo, una cantidad que equivale a la recogida de 31 toneladas diarias, o 3 camiones cisterna de tipo medio (con una capacidad de 10.000 litros) cada día del año.