Región

Nota de prensa CCOO

El “Plan de Recursos Humanos” que pretende imponer Fomento se basa en datos falseados y plantea un modelo “peor y más caro”

• “CCOO va a luchar para que este Plan no se lleve a cabo, nos movilizaremos si este disparate sigue adelante”

• La consejería quiere privatizar los talleres y laboratorios públicos y el mantenimiento de 1.000 kilómetros de carreteras

• Provocará 40 despidos y el desplazamiento de un centenar de trabajadores fijos desde las zonas rurales donde residen a zonas urbanas

La Comarca

09/08/2013

(Última actualización: 10/08/2013 20:36)

Imprimir

CCOO ha denunciado hoy que el “Plan de Recursos Humanos” que pretende imponer la consejería de Fomento es “disparatado, peor y más caro” y se basa en una memoria justificativa “mal elaborada y basada en datos obsoletos, datos erróneos, datos falsos y datos falseados; y cuentas mal hechas”

“En base a esa memoria, pretenden justificar la privatización del mantenimiento de 1.000 kilómetros de carreteras de la región (unos 400 en la provincia de Guadalajara y el resto repartido entre las de Ciudad Real, Cuenca y Toledo); despedir a unos 40 trabajadores y someter a movilidad a otros cien; y cerrar los talleres (cuatro) y de los laboratorios (cinco) con los que cuenta la administración autonómica, para privatizar también las tareas que realizan”.

Así lo denunciaron esta mañana en rueda de prensa Salvador Román, secretario de Acción Sindical de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO CLM; Fernando Pozo, responsable del Sector Autonómico; y Juan Ángel García, coordinador de los trabajadores de Fomento, quienes anunciaron que CCOO ya ha presentado un documento de 60 páginas con sus primeras alegaciones a la memoria.

“El Gobierno regional sólo busca desmantelar y privatizar un servicio público que funciona muy bien y que se está atendiendo con un 100% de calidad, eficacia y eficiencia”, denunció García.

“Lejos de mejorar nada, la privatización aumentará los costes, desaprovechará inversiones públicas, diluirá responsabilidades y eliminará garantías tanto de control público como de calidad de los servicios. Además, provocará unos 40 despidos y el desplazamiento de trabajadores fijos de zonas rurales hacia zonas urbanas”

“CCOO va a luchar para que este Plan no se lleve a cabo, nos movilizaremos si este disparate sigue adelante”, anunció Román, que recalcó que “los trabajadores públicos estamos prestando los servicios de mantenimiento de carreteras, de reparaciones de vehículos y de control de obras con plenas garantías y con más calidad y más barato que cualquier empresa privada”.

Insistió en que la Memoria del Plan no se sostiene. Aunque es obligatorio que estas memorias justifiquen las medidas que se plantean, la presentada por la consejería de Fomento “no justifica en absoluto que se vaya a mejorar nada. Claro que, ¿para qué se van a molestar? El objetivo no es racionalizar y mejorar el servicio, sino privatizar. Y quien regala bien vende, si el que recibe entiende”

Los tres sindicalistas ofrecieron numerosos ejemplos de los errores y falsedades en que se basa el Plan de Fomento. Por ejemplo, se justifica el cierre del centro de Almadén por viejo y ruinoso, pese a que el pasado año se rehabilitó íntegramente, para lo que se destinaron 300.000 euros.

Frente a los supuestos ahorros que se conseguirán con la privatización de los Talleres, relataron que recientemente pidieron presupuesto a talleres privados para reparar un vehículo público de mantenimiento de carreteras. Según el diagnóstico de los mecánicos propios de la Administración, era preciso cambiar una pieza que costaba 50 euros. Los presupuestos privados diagnosticaban una avería mucho más compleja y elevaban el coste de la reparación a 3.000 euros o más. El vehículo fue reparado en el taller público y está funcionando perfectamente.

En cuanto a los laboratorios públicos, la consejería pretende sean empresas privadas las que se ocupen de controlar y garantizar la calidad de las obras realizadas por otras empresas privadas; lo que diluye responsabilidades y en la práctica supondrá una ausencia real de garantías.

Los sindicalistas de CCOO denunciaron también la mala fe de la consejería al programar la tramitación de su Plan durante el mes de agosto (como ya hizo el año pasado, cuando aprovechó este mes para modificar sustancialmente las jornadas de sus trabajadores)

“Las fechas elegidas por la administración tienen un claro objetivo: plantear medidas de recortes y privatizaciones en momentos en los que muchos trabajadores están de vacaciones, para minimizar su capacidad de movilización y respuesta”

Finalmente, recordaron que tanto UGT como el CSIF también han expresado su rechazo a este Plan; así como el alcalde de Molina de Aragón (del PP) y la plataforma La Otra Guadalajara, quienes ha exigido su retirada a la consejería de Fomento.

Fuente: Salvador Román, secretario de Acción Sindical de la FSC de CCOO CLM