Región

Tras el encuentro con representantes de la Unión Democrática de Pensionistas

García Ferrer asegura que el nuevo modelo de ayuda a domicilio es más justo, equitativo y universal

“Recibirá el servicio quien realmente lo necesite, como las familias con menores en riesgo y los más vulnerables”

El presidente de la UDP destaca la importancia de que la ayuda a domicilio llegue a todos los municipios

La Comarca

25/06/2013

(Última actualización: 26/06/2013 11:02)

Imprimir

El director general de Mayores, Discapacidad y Dependencia de Castilla-La Mancha, Juan José García Ferrer, ha destacado hoy en Ciudad Real que “el nuevo modelo de ayuda a domicilio es más justo, equitativo y universal”. García Ferrer se ha pronunciado así al término de la reunión mantenida con el presidente de la Federación Territorial de la Unión Democrática de Pensionistas (UDP) de Castilla-La Mancha, Ramón Munera, para darle a conocer las características del nuevo servicio de ayuda a domicilio.

García Ferrer ha destacado el apoyo de entidades como la Unión Democrática de Pensionistas (UDP) en la prestación asistencial de apoyo y cuidados en todos los municipios de Castilla-La Mancha.

Por su parte, Ramón Munera ha manifestado que este modelo “garantizará que las prestaciones lleguen a todos los rincones de la región y a quien realmente lo necesite”.

En este sentido, ha explicado que actualmente desde la Unión de pensionistas, que reúne a 450 asociaciones de Castilla-La Mancha y cuenta con más de 9.000 socios y 5.000 voluntarios, se está prestando asistencia especializada de podología con 42 profesionales a disposición de quienes lo demandan.

De la misma forma el modelo de asistencia a domicilio, según recoge este martes el Diario Oficial de la región, fomentará que “muchos profesionales autónomos lleven las prestaciones básicas a aquellos municipios en los que hasta el momento no existían estos servicios”.

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales pone en marcha el nuevo modelo de ayuda a domicilio, que se basa en los principios de universalidad, justicia, libertad e igualdad.

En este sentido, García Ferrer ha destacado que se consigue un modelo más equitativo, “porque evita que los ciudadanos de unos municipios financien a otros”.

Además ha destacado que el servició llegará a todas las localidades de Castilla-La Mancha, porque “hasta la fecha había más de 200 ayuntamientos que no mantenían convenio con la Junta, y por lo tanto no había ayuda a domicilio en 1 de cada 5 municipios”. García Ferrer ha añadido que “el nuevo modelo será más justo ya que sólo recibirá el servicio quien realmente lo necesite, como las familias con menores en riesgo y los más vulnerables”.

Asimismo, García Ferrer ha señalado otra ventaja de este modelo es la creación del cheque de ayuda a domicilio, que “garantiza la elección de quien atiende al usuario e impulsa la creación de empleo, especialmente en mujeres del ámbito rural”.