El COIIM propone medidas beneficiosas para empresas y consumidores en el plan de sustitución de contadores

La Comarca

25/06/2013

(Última actualización: 26/06/2013 11:06)

Imprimir

El Colegio Oficial y la Asociación de Ingenieros Industriales considera que el Plan de sustitución de contadores de medida en los suministros de energía eléctrica, debiera contribuir a la gestión de la demanda, al tiempo que tuviera en cuenta los derechos de los consumidores y estimule la competencia entre los agentes del mercado.

El COAIN (Colegio y Asociación de Ingenieros Industriales) considera que en el proceso de sustitución de los actuales contadores que deberán ser sustituidos en el plazo límite de 31 de diciembre de 2018 se debieran tener en cuenta algunas consideraciones que redunden en una mejor aceptación social y empresarial y que además abra la oportunidad de combinar tele-gestión y redes inteligentes: El despliegue de los nuevos contadores, a juicio del COAIN, debería ir acompañado de la implantación de la tarifa horaria, de modo que los consumidores reciban señales económicas que incentiven sus hábitos de consumo. Por otro lado los contadores debieran estar dotados de una interfaz de comunicación con el usuario de modo que éste disponga en todo momento de información asequible sobre su consumo y su coste.

Igualmente debiera definirse una norma que garantice el nivel de calidad de los cuartos de contadores tras la instalación de los nuevos equipos. El uso de la red de distribución en régimen de autoconsumo con balance neto debiera basarse en un acuerdo previo acerca del reparto de su coste. De igual modo el coste del despliegue de los contadores con capacidad de tele-gestión y de sus redes de comunicación no debiera ser cargado en su totalidad a los consumidores sino compartido por la vía de tarifas competitivas, al igual que ocurre con las redes de telefonía móvil. Colegio y Asociación de Ingenieros coinciden que el conocimiento de los hábitos de consumo constituye una innegable ventaja competitiva. Además de que dicha información estuviera protegida por la Ley de Protección de Datos, los usuarios debieran ser compensados por proporcionarla bien mediante descuentos en las tarifas o a través del alquiler de los nuevos contadores.

Los contadores electrónicos son obligatorios para nuevos suministros hasta una potencia contratada de 15 kW (consumidores domésticos y pequeñas empresas).

El COAIN considera que los criterios expuestos debieran contribuir a la gestión de la demanda y promover de una manera real y efectiva el ahorro energético y la eficacia en el consumo.