Región

En nota de prensa

CSI-F pide a Universidad y Junta una solución para los 377 alumnos que no han podido pagar el segundo plazo de matrícula

El sindicato rechaza el nuevo sistema nacional de becas

La Comarca

25/06/2013

(Última actualización: 26/06/2013 11:03)

Imprimir

CSI-F, como sindicato con mayor representación en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), considera inadmisible que 377 alumnos puedan quedarse fuera de la UCLM al tener dificultades económicas para pagar el segundo plazo de la matrícula y considera que la Junta de Comunidades y la Universidad están obligadas a entenderse y coordinarse para evitar la exclusión y el abandono de estos alumnos.

Para CSI-F, los alumnos deben tener en estos casos todo el apoyo y las facilidades por parte de las instituciones, bien a través de ayudas económicas, de la disposición de fondos solidarios, del aplazamiento de los abonos o del pago de las tasas universitarias en más plazos.

CSI-F confía en la gestión de la vicerrectora para solucionar estas situaciones y valora que el consejero haya anunciado una aportación para la UCLM, al margen de la nominativa, para atender los pagos de los alumnos con dificultades económicas. El sindicato considera que estas partidas deberán estar reflejadas en los Presupuestos de la UCLM para el 2013.

Mejorar el sistema de becas

El sindicato independiente rechaza el nuevo sistema de becas propuesto por el Ministro Wert por su efecto excluyente y disuasorio, tanto para el acceso como para la continuación en los estudios universitarios, pidiendo retirar esta propuesta, flexibilizar la nota media de los estudiantes para acceder a una beca y evitar una huida de las aulas por falta de recursos.

CSI-F señala que estudios de varias universidades hablan de la pérdida de la mitad de los becados por no cumplir los requisitos académicos (la nota exigida ha subido del 5,5 al 6,5) ni económicos y recuerda que el nuevo sistema de becas propuesto por el Ministro se une a otras medidas, como la subida de tasas académicas durante el presente curso (un 30% más), la bajada global del presupuesto de un 14,6% en dos años, la desaparición de las becas Séneca o la dedicación de un 75% menos para las Erasmus.

Por último, CSI-F señala lo disparatado de estas medidas en un entorno de elevado paro juvenil. Para el sindicato resulta incontestable el hecho de que todos los jóvenes de Castilla-La Mancha tengan garantizada una igualdad de oportunidades de acceso a la universidad y que ésta no se vea truncada por la situación económica familiar.