Ciudad Real

En el Colegio de Enfermería

El curso, impartido en Ciudad Real, de electrocardiografía mejora la fiabilidad y calidad de cuidados de la enfermería

La Comarca

22/02/2013

(Última actualización: 22/02/2013 13:00)

Imprimir

Hoy viernes finaliza el curso de electrocardiografía que se ha venido celebrando a lo largo de toda la semana en el Ilustre Colegio de Enfermería de Ciudad Real y al que han asistido un total de 35 jóvenes profesionales de enfermería con el objetivo de actualizar y ampliar sus conocimientos sobre la realización de electrocardiogramas. Al finalizar este curso de 25 horas de duración teórico-prácticas, los alumnos podrán interpretar un electrocardiograma, mejorando así la calidad y fiabilidad de sus cuidados.

El electrocardiograma (ECG) es una de las pruebas que se utilizan para valorar enfermedades cardiacas en los pacientes. Es el registro gráfico de la actividad eléctrica del corazón. La información que aporta debe adaptarse al objetivo que persigue de proporcionar un diagnóstico fiable del paciente. Por todo ello, el curso de electrocardiografía clínica enseña a realizar una lectura sistemática que permita integrar el ECG en la historia del paciente y sus síntomas. Para Santiago García Velasco, coordinador del curso, el interés por la electrocardiografía ha aumentado, tanto en el ámbito hospitalario (en donde es práctica habitual solicitarle a un paciente la realización de un electrocardiograma, puesto que es una exploración rutinaria y no agresiva, y cuya información permite correlacionar sus alteraciones básicas más significativas), como en el extra hospitalario, en donde su importancia es mayor al carecer de otros medios diagnósticos.

Esta técnica esta ampliamente distribuida por todo el territorio sanitario y es de uso común a diario. Además reviste una tremenda importancia al suponer una prueba diagnóstica de primera línea en la patología de emergencia. Su utilidad permite discriminar entre otras patologías las decisiones que se toman en el síndrome coronario agudo (angina inestable e infarto de miocardio), nos ayuda en el diagnóstico de arritmias rápidas como las taquicardias ventriculares y en arritmias lentas como los bloqueos auriculoventriculares, que en algunos casos, obligarían a implantar un marcapasos al paciente. Su realización es fácil siguiendo unas recomendaciones e indolora para el paciente, por lo que puede realizarse tantas veces como sea preciso, puesto que la comparación entre los registros electrocardiográficos permite analizar la evolución de la enfermedad y la utilidad del tratamiento empleado.

Al finalizar este curso de 25 horas de duración, los alumnos podrán interpretar con corrección un electrocardiograma, mejorando así la calidad y fiabilidad de sus cuidados, conociendo las bases electro-fisiológicas del funcionamiento del corazón. El curso está dividido en dos fases de casi la misma duración. En la primera se aportan las bases teóricas para la correcta realización, lectura e interpretación de un electrocardiograma de 12 derivaciones. En la segunda se realizan talleres de interpretación de trazados electrocardiográficos con la correlación clínica y la explicación del mejor tratamiento en cada caso. Durante estas prácticas el alumno participa de forma activa asesorado por los profesores, realizando la interpretación de un gran número de trazados electrocardiográficos en los que quedan reflejadas las patologías más frecuentemente atendidas, puesto que la responsabilidad del profesional de enfermería no finaliza en la obtención de un registro electrocardiográfico de calidad, sino que debe saber decidir e interpretar si el trazado es normal o si, por el contrario, sugiere algún tipo de alteración.