Región

El Gobierno regional quiere dejar bien claro que la calidad asistencial estaba y está “plenamente garantizada”

La Junta de Castilla-La Mancha no ha cerrado ningún centro de Urgencias en la región

• Las urgencias graves no se atienden en los Puntos de Atención Continuada, que son tratadas, al igual que antes de la reestructuración de los PAC, en los centros adecuados

La Comarca

16/01/2013

(Última actualización: 17/01/2013 12:00)

Imprimir

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha quiere dejar claro que no se ha producido ningún cierre de centros de urgencias a lo largo y ancho del territorio regional, como se ha intentado transmitir a la opinión pública de manera interesada y mezquina desde algunos ámbitos políticos. Lo que ha entrado en vigor el pasado lunes ha sido la modificación de los horarios de 21 de los 182 Puntos de Atención Continuada (PAC), repartidos por las cinco provincias que componen esta comunidad autónoma.

Los Puntos de Atención Continuada son lugares en los que se atiende a la población, en el ámbito de la Atención Primaria, fuera del horario ordinario del funcionamiento de los centros de salud y consultorios locales. Dichos PAC se localizan físicamente en los centros de salud.

Actualmente hay 182 PAC en Castilla-La Mancha. Con la nueva reorganización puesta en marcha, 21 modifican su horario de asistencia ordinaria. De estos 21, 8 permanecerán abiertos hasta las 15:00 horas y 13 de ellos hasta las 20:00 horas. En dicha reorganización siempre han primado criterios asistenciales.

Por tanto, en ningún caso se está poniendo en peligro el sistema de atención sanitaria en Castilla-La Mancha, que dispone de un total de 182 PAC, viéndose afectados tan solo por esta reducción horaria un 11 por ciento de los mismos. Esta medida se ha llevado a cabo siguiendo exclusivamente criterios técnicos, como son la frecuencia, el número de habitantes o la situación geográfica y/o meteorológica.

El Gobierno de Castilla-La Mancha quiere dejar bien claro que está plenamente garantizada la calidad asistencial de las Urgencias en las cinco provincias de la comunidad autónoma. Quienes necesiten de atención inmediata pueden llamar al Centro Coordinador de Urgencias 112, desde el cual se les pondrá en contacto con los recursos adecuados sin ninguna demora.

Para ello, Castilla-La Mancha cuenta con una flota de 162 vehículos perfectamente dotados: 25 UVIs Móviles de Emergencias, 65 ambulancias de Soporte Vital Básico, 66 ambulancias de urgencias y 6 UVIs móviles de transporte interhospitalario, además de los helicópteros de emergencias medicalizados, capaces de cubrir y comple¬men¬tar en todo el mapa regional este dispositivo.

En todo caso, los tiempos de respuesta de estos recursos son de 6 minutos en el entorno urbano, 18 en el rural próximo y 23 si está más lejano. Estos tiempos depende, obviamente, del medio de transporte del que se disponga para trasladar al enfermo (helicóptero, UVI móvil, ambulancia de Soporte Vital Básico...)

A disposición de todos los ciudadanos de Castilla-La Mancha se encuentra también el nuevo servicio puesto en marcha por el Gobierno regional, conocido como Sanidad responde, que derivará al paciente al recurso asistencial más adecuado las 24 horas del día.

Las Urgencias graves no se atienden en los PAC

Por otro lado, los ciudadanos de Castilla-La Mancha deben saber que las urgencias graves no se atienden en los Puntos de Atención Continuada. Unas urgencias para las que, tal y como ocurría antes de la reestructuración de los PAC, se movilizan los dispositivos necesarios a través del 112 y que se tratan en los centros adecuados.

No obstante, dado el interesado revuelo político y mediático que desde algunos sectores se ha querido interesadamente provocar, es necesario echar un vistazo al mapa sanitario nacional para comprobar y recordar que la Consejería de Salud de Andalucía consideraba el pasado 20 de junio que la reducción de la frecuentación de los ciudadanos a los Centros de Atención Primaria en las zonas de interior y no turísticas “justificaba el cierre vespertino de una parte de los Centros de Salud de esta comunidad autónoma”.

También en esta región, el 21 de noviembre de 2012 la Junta de Andalucía consideró “un ejemplo a seguir” el cierre del servicio de las urgencias nocturnas de los municipios cordobeses de Puente Genil, Peñarroya y Pozoblanco.

Continuando con la comunidad autónoma andaluza, en enero del año 2012, el Gobierno regional hizo caso omiso de la petición realizada por el pleno del Ayuntamiento de la localidad cordobesa de Aguilar, que en noviembre de 2010 exigió que se volviera a contar con el área de urgencias del servicio de salud durante las 24 horas del día y no sólo por la noche. Incluso el PSOE, que gobernaba el Ayuntamiento, apoyó esta petición por considerarla una exigencia justa.

Por ello, al Gobierno de Castilla-La Mancha le resulta sorprendente que el secretario general del PSOE nacional, Alfredo Pérez Rubalcaba, muy afanado en hacer política con asuntos tan delicados como la salud de los castellano-manchegos, no haya mostrado el más mínimo atisbo de preocupación con decisiones de la misma índole que tienen lugar en comunidades autónomas en las que gobiernan compañeros de su misma formación política y que afectan a muchísimas más personas.