Nacional

Nota de prensa

ANPE denuncia que los Presupuestos Generales del Estado vuelven a reducir la partida destinada Educación

Las tres últimas leyes de presupuestos generales del Estado han derivado en una enorme disminución de las partidas presupuestarias de Educación, que ya situaban a nuestro país por debajo de la media de la OCDE antes de la crisis económica.

La Comarca

14/01/2013

(Última actualización: 15/01/2013 12:00)

Imprimir

Desde que el Gobierno anterior, acuciado por la crisis, adoptó las primeras decisiones en el mes de mayo de 2010, sus principales destinatarios fueron los funcionarios públicos, y por ende, los docentes, que vieron recortadas sus retribuciones entre un 5 y un 10 % en una decisión sin precedentes. Desde la llegada del actual Gobierno, las Leyes Generales de Presupuestos tanto del Estado como de las CCAA han ahondado en la política de recortes educativos reduciendo sus partidas de Educación en un montante superior a los 6000 millones de euros, afectando esta reducción a programas educativos y a políticas de personal: merma retributiva y reducción de efectivos.

El Gobierno vuelve a reducir el presupuesto del Ministerio de Educación para el año 2013. Además, los nuevos presupuestos generales del Estado introducen por tercer año consecutivo otra congelación salarial para los funcionarios docentes que, sumada a los recortes salariales y laborales que hemos padecido desde mayo de 2010, a las congelaciones practicadas en estos dos últimos años y al aumento del IRPF suponen ya una merma de retribuciones superior al 20% de media, algo insostenible para los profesores y que vuelve a situar a la profesión docente entre las más castigadas por la crisis económica, puesto que a la reducción en las retribuciones se suma la desaparición de efectivos y la pérdida de derechos laborales y sociales consolidados

Para ahondar aún más en las dificultades del sistema educativo, ha desaparecido prácticamente la oferta de empleo público docente. En los años precedentes, la escasa tasa de reposición de efectivos 30% y 10%- no secundada en la mayor parte de las comunidades autónomas, ha originado que no se convoquen apenas oposiciones docentes. Esta situación vuelve a repetirse en los presupuestos de 2013, ya por tercer año consecutivo. La decisión de convocar esta exigua oferta de empleo del 10% para este año perjudica gravemente a los titulados universitarios con interés por dedicarse a la docencia como a los interinos que han visto desaparecer sus puestos de trabajo como consecuencia de los recortes, y además no asegura la necesaria renovación de las plantillas y posibilita la supresión de muchos puestos de trabajo.

La disminución de los presupuestos de educación no solamente perjudica la labor docente; como efecto más grave aún, lesiona la calidad de un sistema educativo ya deteriorado, por lo cual incide gravemente sobre los alumnos y sus familias, y por ende sobre toda la sociedad. Estos recortes no contribuyen a la lucha contra el elevado fracaso y abandono escolar ni a combatir la alta tasa de desempleo de nuestros jóvenes, que supera ya el 50%. Además lastran las reformas que nuestro sistema educativo necesita.

En esta difícil coyuntura económica y social, ANPE exige al Gobierno que cese la política de recortes en educación y que se esfuerce por conseguir un pacto de mínimos que preserve al sistema educativo de los graves ajustes que se vienen produciendo con cada nueva ley presupuestaria.