Cultura

XXI Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana

Presentación del “Hidrógeno Enamorado” de Ernesto Cardenal

En el Palacio Real de Madrid

José Belló Aliaga

20/11/2012

(Última actualización: 21/11/2012 13:00)

Imprimir

En el Palacio Real de Madrid se ha presentado la obra antológica “Hidrógeno Enamorado” de Ernesto Cardenal, poeta galardonado con el XXI Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Además del autor nicaragüense, en el acto intervinieron el Presidente de Patrimonio Nacional, José Rodriguez-Spiteri, la Vicerrectora de Relaciones Internacionales e Institucionales de la Universidad de Salamanca, Noemí Domínguez y la antóloga y profesora titular de Literatura Hispanoamericana de la misma Institución, Mª Ángeles Pérez López.

El Premio

El Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana es un galardón convocado conjuntamente por Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca con una dotación de 42.100 euros, y tiene como objetivo reconocer “el conjunto de la obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España”.

En el marco de ese patrimonio común, el maestro Cardenal inyecta a su poesía un aliento nuevo, nacido del movimiento vanguardista de los años 30 y cautivado por tres temas fundamentales: amor, revolución y religión. Además de tratarse de una obra multidisciplinar pone a su poesía en contacto directo con la política, la historia, la antropología, la filología y la geografía. Todo esto refleja un poeta prolífico ensayista, escultor y pintor, cuya presencia política y cultural hoy en Iberoamérica es incuestionable. Su vida y su obra intentan codificar la historia de su Nicaragua natal y el fervor revolucionario que marcó en la segunda mitad del siglo XX a gran parte de América Latina.

Ernesto Cardenal

Ernesto Cardenal Martínez (Granada, Nicaragua, 1925), poeta revolucionario y sacerdote católico, estudió el bachillerato con los Jesuitas y se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad Nacional Autónoma de México. En 1948 realizó estudios de Literatura Norteamericana en la Universidad de Columbia de Nueva York. Tras viajar por Europa, una vez de vuelta en Nicaragua, en 1950, desarrolló una vasta actividad cultural como poeta, escultor y antólogo.

Sacerdote y Ministro de Cultura

Comprometido políticamente con los conflictos sociales de su país, desde 1954 colaboró estrechamente con el Frente Sandinista de Liberación Nacional luchando contra el régimen de Somoza. Tras ingresar en el Monasterio Our Lady of Gethsemani (Kentucky, EE.UU) y en el Monasterio Benedictino de Cuernavaca (México) se ordenaría posteriormente como sacerdote en Managua, en el año de 1965. Una vez derrocado Somoza fue nombrado Ministro de Cultura por el Régimen Sandinista, ocupando el cargo hasta el cierre del ministerio en 1987.

Su poesía

Su poesía es reflejo de su radicalismo personal a través del cual denunció el sufrimiento y la explotación de las llamadas repúblicas bananeras, temática que centra su canto nacional. También se aproximó a las ideas de la teología de la liberación, las cuales se dejan entrever en sus poemarios Salmos (1964) y Oración por Marilyn Monroe y otros poemas (1965).

Cardenal fue nominado en mayo de 2005 a recibir el Premio Nobel de Literatura. En 2009 obtuvo el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, que recibiría el 27 de julio de manos de la presidenta de Chile Michelle Bachelet. En abril de 2010 fue elegido miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua.

El jurado del premio destacó su amplia variedad de registro con una poesía de hondo compromiso social, así como de temática religiosa fuerte, que marca toda una época en la poesía iberoamericana del siglo XX.