Formación: demagogia y realidad

Encarna Sánchez, Secretaria de Formación para el Empleo de CCOO CLM

14/09/2012

(Última actualización: 15/09/2012 14:00)

Imprimir

La Consejera de Empleo y Economía de CLM, Carmen Casero, ha asegurado que la formación es fundamental para lograr que nuestros trabajadores, tanto los desempleados/as como los ocupados/as, puedan reincorporarse al mercado laboral o mejorar sus condiciones actuales.

No podemos estar más de acuerdo con estas declaraciones pero, en su boca, son tan demagógicas como oportunistas. Son demagógicas porque a estas alturas del año no se han convocado los planes de formación dirigidos a trabajadores ocupados y desempleados 2012.

Son demagógicas porque cuando se publiquen esto planes estarán fuertemente minorados económicamente, es decir: el actual Gobierno va a dedicar muchos menos recursos a la formación para el empleo, que tendrán un recorte de al menos un 67% menos.

Son demagógicas porque la poca formación que se ha podido ejecutar en el 2011 se ha hecho a costa de los fondos y el compromiso con los trabajadores (este sí que real) de algunas entidades ejecutoras, puesto que el gobierno autonómico todavía no ha librado la mayoría de los fondos correspondientes a esa programación.

Son, además, oportunistas porque se vinculan a la publicación de una orden en el marco del emprendimiento que supuestamente sienta las bases reguladoras de subvenciones relativas al plan de fomento al emprendedor autónomo y que no son sino un ‘corta y pega’ de la última convocatoria de acciones complementarias a la formación, introduciendo entre sus novedades una línea de acciones de información y orientación profesional.

¿Alguien con un mínimo conocimiento de causa y de respeto a las necesidades de los trabajadores, especialmente los desempleados, puede pensar que tras el varapalo de este gobierno a la orientación profesional que ha supuesto el desmantelamiento de hecho del mismo, esta medida puntual, dotada con un máximo de 100.000 euros por entidad puede suplir mínimamente las demandas de orientación profesional de nuestros desempleados y desempleadas?.

Más bien parece que el actual gobierno no tiene un modelo de orientación profesional integrado y regional y que su interés a este respecto no es real, más allá de declaraciones políticas grandilocuentes.

Entendemos perfectamente porque muchos trabajadores se sienten insultados con el anuncio de este tipo de medidas. Si realmente queremos actuar en el ámbito de la cualificación de los trabajadores resulta imprescindible y urgente la elaboración del III Plan de Formación Profesional, implicando a los agentes sociales y económicos, en el marco de un Plan Regional de Empleo que recoja las directrices de un sistema productivo sostenible que active la economía de nuestra región y genere empleo estable y de calidad.