El PSOE alerta del riesgo de desaparición de la educación pública en Castilla-La Mancha

El dirigente socialista ha ilustrado el panorama con algunas “situaciones insólitas nunca antes vistas en la provincia de Ciudad Real”, al desvelar que durante el próximo curso académico que está a punto de comenzar, asignaturas troncales tan potentes como matemáticas y lengua y literatura no han sido reforzadas con ningún profesor interino.

La Comarca

30/08/2012

(Última actualización: 30/08/2012 12:00)

Imprimir

El secretario de Educación de la Ejecutiva Provincial del PSOE, Francisco José Navarro, ha alertado de que la destrucción masiva del profesorado interino que está llevando a cabo el Gobierno de Castilla-La Mancha está haciendo que la educación pública “corre hoy peligro real desmoronarse, quebrar y desaparecer” por la falta de recursos.

Una denuncia que surge tras un análisis profundo y detallado de las cifras provisionales en las que se constata que 2.600 profesores interinos han perdido su puesto de trabajo, 752 de ellos en la provincia de Ciudad Real en la primera ola de recortes y que supone en el cómputo global un despido del 72% de los profesionales de la enseñanza en calidad de interinidad.

En base a estas estadísticas sumamente agresivas hacia el sector de la Educación, Navarro ha asegurado que el sistema público de la enseñanza “no puede literalmente ser adelgazada más” en la región y en la provincia de Ciudad Real, ya que “las plantillas están escuálidas, los profesores sobrecargados de trabajo, los alumnos apiñados como sardinas en latas en las aulas, la atención individualizada a muerto, los alumnos con necesidades especiales van a ser abandonados a su suerte, la calidad educativa está olvidada y las familias han sido condenadas a cargar con el coste de los libros y del material escolar”.

“Tras este ataque y el desmantelamiento perpetrado por Cospedal hacia la enseñanza”, el responsable de Educación del PSOE ciudadrealeño ha indicado que será muy costoso y muy difícil para los gobiernos futuros recuperar el nivel de calidad existente hasta la llegada del Partido Popular al Gobierno de Castilla-La Mancha, sobre todo porque, a juicio de Navarro, “se está destruyendo hasta cotas nunca imaginables el empleo de alta cualificación de maestros y profesores”.

De hecho, el dirigente socialista ha ilustrado el panorama con algunas “situaciones insólitas nunca antes vistas en la provincia de Ciudad Real”, al desvelar que durante el próximo curso académico que está a punto de comenzar, asignaturas troncales tan potentes como matemáticas y lengua y literatura no han sido reforzadas con ningún profesor interino en los más de 50 institutos existentes en la provincia, situación idéntica que sucede en otras múltiples materias, como por ejemplo, inglés, dibujo, francés, griego y diferentes especialidades de FP.

De manera especial, Navarro ha señalado que el tijeretazo de profesores afecta de forma más grave a algunas localidades donde tradicionalmente su composición se refuerza con interinos. Así, en Puertollano habrá 19 profesores interinos menos, en Tomelloso la cifra se reduce en 24 y en Valdepeñas en 19.

Además, Navarro ha alertado de otra consecuencia aún más grave para el sistema educativo de Castilla-La Mancha, y es que “se pone en cuestión la eficacia, la calidad y la sostenibilidad des mismo con la aplicación de estas políticas del Ejecutivo de Cospedal y que dirige Marcial Marín en la consejería de Educación, Cultura y Deportes.

Precisamente, el secretario provincial de Educación del PSOE se ha referido a Marín para demandarle una explicación de “por qué ha llevado a la Educación de Castilla-La Mancha a la quiebra funcional y a la quiebra pedagógica, que es exactamente lo que ha hecho desde que tomó posesión”.

Finalmente, en respuesta a una cuestión planteada sobre el experimento de agrupar a los alumnos con discapacidad en varios centros, y también con el consejero de por medio, Francisco José Navarro ha manifestado que “el problema de tener un consejero completamente ignorante de cualquier tema pedagógico es que nos puede salir con proyectos como éste”, al explicar que “es una barbaridad”, al tiempo que ha argumentado que segregar a los niños por su competencia o necesidades de ayudas especiales “pedagógicamente hablando es retroceder más de 50 años en los criterios que se aplican en los países de nuestro entorno”.