Nemesio de Lara: "Hay gente altruista que lucha por ayudar a los nadies"

La Diputación de Ciudad Real destinará este año 470.000 euros a financiar proyectos de Cooperación al Desarrollo

La Comarca

25/08/2012

(Última actualización: 26/08/2012 12:00)

Imprimir

La Diputación de Ciudad Real destinará este año 470.000 euros a financiar proyectos de cooperación al desarrollo en el Tercer Mundo. Un año más, el equipo de Gobierno ha hecho pública la convocatoria de ayudas con el objetivo de contribuir a paliar situaciones graves de crisis económica, social y política en territorios acuciados por el subdesarrollo. En concreto, la institución provincial financiará proyectos que cumplan los requisitos y sean presentados hasta el 28 de agosto con el objetivo de colaborar con las Organizaciones No Gubernamentales para la defensa de los derechos humanos de los más favorecidos.

Para el presidente de la Diputación, Nemesio de Lara, la singularidad de estas ayudas viene determinada por el desarrollo de una política social, absolutamente saludable. "La sociedad está más auto organizada, se definen objetivos interesantes que tienen que ver con el campo del sufrimiento, como el hambre, la sed, la falta de medicamentos... Hay una conciencia colectiva de trabajar por un mundo mejor, y por fortuna hay gente que de forma altruista y de manera colectiva lucha por ayudar a los nadies, a los dueños de nada, que diría Galeano".

"La Diputación de Ciudad Real con estas ayudas también está aplicando mucha pedagogía social. No basta con ayudar dinerariamente, aportando una cantidad económica, sino que hace falta hacerlo también con educación social, creando una conciencia social colectiva, de manera que mediante estas acciones se llegue a animar a aquellos que no están involucrados, para que entiendan que los pobres del mundo son también los nuestros aunque estén alejados de nosotros, de nuestro entorno", afirma De Lara.

Respecto a esta convocatoria, De Lara matiza que si bien ya el año pasado la Diputación Provincial se vio obligada a reducir sensiblemente la aportación presupuestaria a este programa, por la situación de crisis económica que se vive, la ayuda se iba a seguir manteniendo. "El problema humano es nuestro. Está ahí. No podemos darle la espalda, por eso siempre mantendremos la partida de ayuda por encima del dos por ciento de nuestros ingresos. Si el Estado nos da menos dinero, indudablemente la aportación que destinaremos a estos proyectos se verá repercutida, pero en cualquier caso siempre estaremos por encima del 2%, es decir, tres veces más del 0,7% que exigen los objetivos del milenio", concluye.

Las ayudas a proyectos de Cooperación al Desarrollo tienen por objeto colaborar tanto con los programas ya iniciados, para contribuir a su finalización, como a nuevas propuestas que se puedan presentar, siempre que en todos los casos acrediten la realización de acciones integrales que favorezcan la mejora de las condiciones de vida de la población y la justicia social, con la participación solidaria de los beneficiarios.

Podrán concurrir entidades u organizaciones sin ánimo de lucro que se dediquen a la realización de proyectos orientados al desarrollo y el fomento de la solidaridad entre los pueblos. Aunque serán prioritarias las iniciativas que promuevan la inclusión social y la lucha contra la pobreza; la gobernabilidad democrática y la promoción de los derechos humanos; la sostenibilidad medioambiental y el respeto a la diversidad cultural.

Además de estas prioridades de carácter horizontal, se tendrá en cuenta su correspondencia y desarrollo con las estrategias sectoriales del Plan Director de la Cooperación Española (2009-2012) de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Serán países de actuación preferente todos aquellos cuyo índice de desarrollo humano sea bajo o medio-bajo, según el informe elaborado con carácter anual por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. No obstante, serán prioritarios países latinoamericanos como Nicaragua, Honduras, Guatemala, El Salvador, República Dominicana, Bolivia y Paragua; países africanos como Senegal, Marruecos, Mauritania, Guinea Ecuatorial y Argelia, y en Asia, India y Pakistán.

El reparto de la consignación presupuestaria se realizará entre las entidades solicitantes que hayan superado el baremo exigido en la convocatoria por riguroso orden de puntuación hasta agotar el crédito presupuestario. Aunque la Diputación subvencionará hasta un máximo de 40.000 euros, siembre y cuando esta cantidad sea inferior al 85 por ciento del coste total del proyecto.