UPA C-LM alerta sobre la difícil situación de la apicultura en la región

La organización agraria da la voz de alarma sobre el peligro de desaparición del sector apícola en Castilla-La Mancha.

La Comarca

16/08/2012

(Última actualización: 16/08/2012 12:00)

Imprimir

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha (UPA-CLM) alerta sobre la posible desaparición del sector apícola en la región. En su opinión, la apicultura castellano-manchega está atravesando una “difícil situación”. Una de las razones fundamentales de esta situación es lo que consideran “la falta de atención de la administración regional” ya que con la excusa de los recortes económicos, se están denegando las ayudas para la mejora de las condiciones para la producción y comercialización de la miel de este año.

Según la organización agraria, a las desfavorables condiciones meteorológicas del último año, “estamos viendo como la dinámica de recortes que está aplicando el Gobierno de Castilla-La Mancha afecta a este sector, con efectos muy perjudiciales para los apicultores, sobre todo para los profesionales que tienen esta actividad como medio fundamental de vida”.

Este año se van atender las solicitudes de los apicultores con más de 370 colmenas, cuando en convocatorias anteriores se tuvo en cuenta a todos los apicultores que tenían más de 50 colmenas. De esta forma van a ser muchos los apicultores profesionales que tienen este sector como su actividad económica principal los que no van a recibir estas ayudas.

A esto hay que añadir la eliminación de la Prima a la polinización que también ha desaparecido de los presupuestos de la Consejería de Agricultura para el año 2012.

El sector está atravesando una situación muy complicada, con una primavera nefasta en cuanto al clima, que ha impedido que las abejas trabajen con normalidad y la producción de miel ha sido muy escasa. Si a esto sumamos los recortes en las ayudas al sector, desde UPA-CLM “tememos por el futuro del sector que juega un papel fundamental, no solo el económico, sino también en la función de polinización que juegan las abejas en muchos de nuestros cultivos y que en muchos casos aseguran el mantenimiento y conservación de la biodiversidad en el medio natural”.