Felipe López: "Nadie va a poder esconderse de la permanente movilización en el carbón"

"Se trata de un conflicto diferente, de larga duración, que requiere otra estrategia", explicó esta mañana en rueda de prensa Felipe López, secretario general de la Federación de Industria de CCOO, tras la decepcionante reunión de ayer de la Comisión de Seguimiento del Plan del Carbón 2006-2012, que los sindicatos calificaron de "estafa". Para CCOO, los motivos que llevan al Gobierno a no querer encontrar salidas al conflicto del carbón "no tienen nada que ver con la situación económica ni las restricciones de presupuesto, ni con la posición de la Unión Europea", sino que es una decisión política. En este sentido, anunciaron que se abre un nuevo proceso de movilización sostenida que tendrá la misma intensidad y contundencia que hasta ahora, y emplazaron al Ministerio a poner una propuesta encima de la mesa.

La Comarca

02/08/2012

(Última actualización: 02/08/2012 12:00)

Imprimir

Para la Federación de Industria de CCOO, es "inadmisible" que el Ministerio de Industria insistiese ayer, después de la reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan del Carbón 2006-2012, en que los sindicatos envíen más propuestas por escrito para solucionar la situación del sector, cuando ya se han realizado varias, de manera individual o acordadas con la patronal, por escrito y verbalmente, a las que el Ejecutivo no ha respondido. "Ahora le corresponde al Gobierno dar sus propuestas o decir públicametne cuál es su plan para 2012 para evitar que cierren empresas y se pierda empleo. Cuando tengamos esto por escrito podremos decir que este Gobierno ha hecho una propuesta", explicó Felipe López, secretario general de la Federación de Industria de CCOO, en una rueda de prensa ofrecida.

Ante este nuevo escenario, los sindicatos anunciaron un cambio en la estrategia de las movilizaciones, dentro de la cual destacará la unidad de acción entre CCOO y UGT. Aunque los trabajadores, en huelga desde hace más de dos meses, vayan a acudir a sus puestos de trabajo y los encerrados vayan a salir, López quiso dejar claro que "no hemos desconvocado las movilizaciones. Asumimos que estamos en un escenario diferente, que requiere otra estrategia. Nadie va a poder esconderse de la permanente movilización. Vamos a hacer lo que más les duela, donde más les duela, y en el momento que más les duela, con el menor coste posible para los trabajadores".

Para este sindicato, no es coherente que el Gobierno insista en que apuesta por el sector y sin embargo no explique cómo va a evitar su cierre y niegue cualquier negociación en este sentido. Es especialmente destacable que ayer, antes de comenzar el encuentro, el Ministerio dijera no tener autoridad para firmar ningún acuerdo. En este sentido, los sindicatos se preguntan quién tiene capacidad entonces para buscar soluciones. "Buscamos un interlocutor", afirmó Felipe López, quien admitió que "es difícil valorar las intenciones que se esconden detrás de una convocatoria de reunión para luego decir que no se tiene capacidad para alcanzar compromisos".

"Primero intentaron justificarse con la reestricción de presupuestos; luego, dijeron que era una medida impuesta desde la UE; y ahora, argumentan que no tienen autoridad para decidir. Esto no tiene explicación", se indignaba López. En este sentido, el sindicalista lanzó varias preguntas al aire sobre las motivaciones del Ejecutivo para buscar el cierre del sector: "¿Guarda alguna relación la estrategia del Gobierno con la acumulación de carbón de Golman Sach en El Musel? ¿Guarda alguna relación el meter con calzador a USO en la negociación cuando no tiene la representatividad mínima según marca la ley? Hay toda una serie de preguntas sin contestar".

Para Industria de CCOO, no es casual la inclusión de USO en las negociaciones. El Gobierno "quiere dividir a la parte sindical porque CCOO y UGT somos interlocutores incómodos. Busca a alguien cercano a sus posiciones. Busca a alguien que acuerde con él el cierre del sector", advirtió López, quien insistió en que la unidad de acción de CCOO y UGT no se romperá en ningún momento.

En los próximos días la Federación de Industria de CCOO y FITAG-UGT concretarán de manera conjunta las acciones que se desarrollarán en el futuro. Las movilizaciones continuarán hasta que se alcance un acuerdo definitivo que garantice la continuidad del sector y de las comarcas mineras.