Puertollano

Aseguran que están proliferando talleres clandestinos perjudicando gravemente al sector

FEPU alerta del intrusismo creciente en el sector de talleres de automoción de Puertollano y comarca

La Comarca

15/05/2012

(Última actualización: 16/05/2012 14:00)

Imprimir

El sector de automoción y talleres de reparación de automóviles de la Federación de Empresarios de la comarca de Puertollano celebraba recientemente en la sede de FEPU una reunión en la que los asistentes decidieron emprender acciones contra la práctica irregular de talleres clandestinos, que provocan una competencia desleal y unos perjuicios irreparables para los talleres que legalmente están establecidos.

Según FEPU, ha sido la primera vez que coincidían los talleres de automoción independientes y los de concesionarios en una reunión del sector, en la que asociados y no asociados a la Federación Local de Empresarios, llenaron el salón de actos para denunciar de manera unánime la proliferación de talleres clandestinos de reparación de coches, en bajos particulares y cocheras, promovidos por desempleados, trabajadores que están contratados para otros talleres y que en horas libres hacen la competencia ilegal a su propia empresa o trabajadores de empresas de otro sector, que de manera lucrativa realizan reparaciones en vehículos.

Los afectados señalan que se trata de prácticas ilegales que están perjudicando gravemente al funcionamiento de los negocios del sector de automoción.

Aseguran tener localizados un buen número de talleres de reparación de vehículos sin una licencia o autorización indebida, "que en definitiva representan una actividad sumergida y de intrusismo que ronda el 30% de los establecimientos legales".

La reunión celebrada la pasada semana en FEPU ha servido para poner de manifiesto la preocupación unánime del sector y para iniciar los trámites que correspondan, para intentar que las personas que realizan esta práctica ilegal regulen y legalicen su situación. Los representantes de FEPU no descartan elevar sus denuncias ante la Administración para que tomen las medidas oportunas contra esta actividad que representa un fraude social.

Además, dejan claro que los perjudicados por el intrusismo profesional y empresarial "somos todos". Desde el consumidor o cliente, que no obtiene ninguna garantía de calidad ante determinados servicios y que por tanto está indefenso y no puede reclamar ante una prestación defectuosa, hasta el profesional o la empresa que sí asume sus obligaciones fiscales, laborales, técnicas, medioambientales y de seguridad y que padecen esta competencia irregular y desleal.

Y también con el intrusismo se perjudica toda la sociedad, porque supone un fraude fiscal directo que se integra en la economía sumergida de nuestra sociedad. Con lo cual, el único beneficiario es quien comete el fraude social, señalan los afectados.

Los profesionales de los talleres de automoción y reparación de vehículos quedaron emplazados para una próxima reunión en la que volverán a pulsar esta problemática.

Por otro lado, es intención de los representantes de este sector, mantener reuniones periódicas entre todos los profesionales y empresarios de la comarca, para abordar otros temas que igualmente puedan ser defendidos desde la Federación de Empresarios de la comarca de Puertollano.