Región

El Consejo de Gobierno establece las bases para la convocatoria de Ayudas de Emergencia Social

Esteban subraya el compromiso firme del Gobierno en ayudar a los colectivos más desfavorecidos de la región

La Comarca

03/05/2012

(Última actualización: 04/05/2012 14:00)

Imprimir

El consejero de Presidencia y Administraciones Públicas (AAPP) y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Leandro Esteban ha subrayado hoy el compromiso firme del Ejecutivo de mantener los servicios sociales básicos “para ayudar a los colectivos más desfavorecidos, más vulnerables y más necesitados de nuestra región”.

Así lo ha señalado Esteban en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que ha aprobado hoy la orden en la que se establecen las bases reguladoras para las ayudas de emergencia social en Castilla-La Mancha, y con la que se realiza la convocatoria para el ejercicio de 2012.

Leandro Esteban ha explicado que las ayudas previstas, según las diferentes modalidades, ascienden para el presente año a cerca de tres millones de euros. En este sentido, Esteban ha recordado que las ayudas destinadas a satisfacer las necesidades personales básicas se incrementaron en un 18% en relación con el presupuesto ejecutado en 2011. “Un incremento que supone un esfuerzo importante, pero que resulta también muy justo”, ha asegurado.

Asimismo, el consejero de presidencia y AAPP ha señalado que las ayudas de emergencia no tienen una periodicidad y están destinadas a atender situaciones de urgente y grave necesidad. “Serán siempre situaciones excepcionales y previsiblemente irrepetibles, que no pueden ser atendidas a través de ningún otro recurso y su objetivo será “prevenir, evitar o paliar situaciones de exclusión social y favorecer la integración”, ha enfatizado.

Esta orden, según ha explicado Esteban, regulará también las ayudas destinadas a cubrir necesidades de emergencia por razones humanitarias o de fuerza mayor.

Además, Esteban ha indicado que una segunda línea de ayudas servirá para hacer frente a la adecuación de la vivienda, su adaptación, rehabilitación o acondicionamiento que asegure el nivel mínimo exigible para la dignidad de sus habitantes.

En este caso, el portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha ha explicado que las actuaciones servirán para paliar las consecuencias de siniestros acaecidos con un carácter extraordinario, fortuito, o imprevisible, siempre que el inmueble no tenga asegurada la protección. En este mismo apartado se contempla también la adecuación de la vivienda a la integración social de las personas.