Médicos y enfermeros alertan del posible cierre de puntos asistenciales de urgencias en el área de Toledo

La Comarca

03/05/2012

(Última actualización: 04/05/2012 14:00)

Imprimir

Ante los rumores sobre un inmediato cierre de puntos asistenciales de urgencias asociados a los Centros de Salud (PAC), en el Área de Toledo, los médicos y enfermeros de este ámbito asistencial alertan a los pacientes y usuarios del servicio público de salud, a los representantes municipales, sindicatos, partidos políticos, y en definitiva a la población en general, “de las consecuencias que esta medida de recorte sanitario puede tener en el deterioro de una asistencia urgente cercana, que desde hace ya muchos años se ha convertido en pieza clave del Servicio público de salud, y en el eslabón y filtro asistencial imprescindible de cara a evitar una sobrecarga de las urgencias hospitalarias”.

El colectivo asegura que es conocido también por todos los pacientes y usuarios, la eficaz labor asistencial que estos puestos asistenciales de urgencias de los Centros de Salud, desarrollan en el alivio de las listas de espera de atención primaria, donde la cita con el médico de cabecera, muy frecuentemente y desde hace tiempo, se retrasa hasta 7 o 10 días, y también en la asistencia de los pacientes que por sus horarios de trabajo no pueden acudir al médico en el horario ordinario.

Señalan que es previsible que el cierre de estos puntos asistenciales, que realizan la asistencia clínica 17 horas cada día laborable, y 24 horas cada día festivo, duplique o triplique esas listas de espera. Durante esos mismos tramos horarios, la asistencia sanitaria de las residencias de la tercera edad, depende del personal facultativo y de enfermería de esos puntos asistenciales.

Se puede constatar, prosigue el colectivo, que en algunas zonas el dispositivo de UVI móvil, debido a las distancias que hay que cubrir, se puede retrasar media hora o más tiempo, y que esta franja de tiempo de espera, tan importante por otra parte, es la que venía siendo cubierta por los puntos asistenciales de urgencias de los Centros de Salud. Su cierre puede dar lugar igualmente a que la activación de los dispositivos de UVI móvil se haga sin la valoración, sobre el terreno, de los profesionales sanitarios, y solo mediante apreciación telefónica, método que es totalmente ineficaz. Esto puede traducirse en mal uso de los dispositivos, aumento del gasto, ineficacia, y aumento del riesgo para los pacientes.