CC.OO. denuncia la supresión de dos UVI's móviles en Puertollano y Valdepeñas

La Comarca

03/05/2012

(Última actualización: 04/05/2012 14:00)

Imprimir

Continúan las malas noticias en el ámbito sanitario regional. Tal y como denuncia CC.OO, dentro de los recortes que viene aplicando la Admistración Regional en servicios sociales básicos para los ciudadanos, se ha producido un nuevo capítulo que perjudica la atención de los mismos de las comarcas de Puertollano y Valdepeñas.

Se trata de la supresión desde el pasado 1 de mayo, de las Uvi´s de secundarios de las localidades de Valdepeñas y Puertollano, que venían atendiendo los traslados interhospitalarios de servicios urgentes, incluidos los de bebés en estado crítico. Dicha supresión, consiste en la desaparición de los médicos y enfermeros de dichas ambulancias, careciendo de la dotación suficiente para atender esos servicios de urgencia.

Según la Administración, esos servicios, pasarán a ser atendidos por las Uvi´s de primarios de dichas localidades. Para CC.OO se está perjudicando gravemente los derechos de los ciudadanos y la salud de los mismos, ya que al tener que atender las Uvi´s de primarios los servicios de traslados interhospitalarios, "nos podemos encontrar con que personas que sufran ataques al corazón, ictus cerebrales o accidentes de tráfico, no tengan a su disposición en el tiempo indispensable una ambulancia convenientemente dotada que les atienda y en algunos casos salve la vida" señala el sindicato.

A juicio de CC.OO., esta supresión de ambulancias se enmarca dentro de la política de desmantelamiento de servicios públicos llevada a cabo por el gobierno regional, a escasos meses de la publicación de un nuevo concurso de transporte sanitario, que según la administración puede suponer una reducción de entre un 20 o un 30% de su dotación actual.

Desde CC.OO, se condena la supresión de las ambulancias anteriormente citadas por el trastorno que supone en la asistencia sanitaria en la provincia de Ciudad Real, y quiere transmitir a la Administración una postura clara ante el inminente concurso próximo a celebrarse, y que será una defensa de todos y cada uno de los puestos de trabajo existentes, rechazando cualquier intento de reducciones de plantilla, tanto por parte de la propia Administración, como de las posibles empresas que tengan intención de acceder a dicha concesión reduciendo costes a costa del personal existente.