Los taxistas de la región reclaman a la Junta seguir prestando el transporte sanitario no urgente

La Comarca

03/05/2012

(Última actualización: 04/05/2012 14:00)

Imprimir

La Federación de taxistas de Castilla-La Mancha reclama a la Junta de Comunidades establecer un contacto para seguir prestando el transporte sanitario no urgente.

Desde el colectivo se asegura que llevan demostrando y asumiendo desde el comienzo de la crisis su carácter como servicio público "como seguramente no lo ha hecho ningún otro sector". La Federación regional de taxistas denuncia que la JCCM les adeuda unos 7 millones de euros y que en todo este tiempo "no hemos salido ni un solo día a la calle a reclamarlo" sin que haya afectado la calidad del traslado de enfermos de hemodiálisis.

Todo lo contrario, indican la Federación, que señala haber estado siempre a disposición de la Junta para intentar mejorar tanto la gestión económica como la calidad y eficacia del transporte sanitario no urgente.

En Enero de este 2012 esta Federación Regional presentó al SESCAM un estudio en el cual se lograba rebajar el gasto del transporte de enfermos de hemodiálisis aproximadamente en un 25% respecto al 2011, sin merma ninguna del servicio hacia los enfermos. Lamenta que a fecha de hoy no se haya dado ninguna respuesta por parte del SESCAM.

Ante las nuevas noticias que se están produciendo respecto al transporte sanitario no urgente, el cual parece que una parte de los gastos de dichos traslados va a repercutir en los pacientes, la Federación Regional del Taxi vuelve a ofrecerse a la JCCM "pensando que somos la mejor alternativa posible para que repercuta lo mínimo o nada en el paciente el traslado de los mismos a los centros asistenciales".

En este sentido, la Federación regional de taxistas ha propuesto a la Consejería de Fomento la concesión de licencias de 7 plazas, "consiguiendo de esta manera abaratar aún más el traslado de los enfermos a los centros sanitarios".

Este sector del taxi es uno de los que mas están sufriendo la crisis, a los impagos hay que sumar la falta de trabajo que en zonas rurales llega a un 80%, la competencia desleal, la piratería, etc. En la actualidad hay unos 1.200 taxistas en la región, la mayoría autónomos, "con una disponibilidad absoluta, con una flota de vehículos moderna, con una logística como no la tiene ningún transporte público de viajeros y con una gran capacidad de sacrificio como ya hemos demostrado".

E informa a la administración regional que "somos un sector tutelado por ellos, por lo tanto creemos que no es descabellado solicitar que todos aquellos servicios que pueda ofrecer la administración relacionados con cualquier transporte de viajeros y que sean compatibles con el taxi, seamos los primeros en poder optar a ellos o por lo menos se nos tenga muy en cuenta".

Por tanto, la Federación regional de taxis espera que la Junta sea sensible hacia este sector "y se ponga en contacto con nosotros, estamos convencidos de que el transporte sanitario no urgente es una parcela que el taxi la puede realizar en condiciones de calidad eficacia y economía".