Puertollano

Desde las 11 de la mañana en el Paseo de San Gregorio

Una treintena de Seat 600 estarán este domingo en su primera reunión en Puertollano

Habrá una exposición de los coches participantes y una ruta turística por la comarca con final en Argamasilla de Calatrava

La Comarca

24/03/2012

(Última actualización: 25/03/2012 14:00)

Imprimir

Una treintena de Seat 600 y Derivados van a participar en la primera reunión de estos vehículos que se va a celebrar en Puertollano. Vendrán hasta nuestra ciudad coches procedentes de Leganes, Parla, Antequera, Badajoz, Torrenueva, Jaén y Valdepeñas.

Un encuentro que se iniciará a las 11 horas de este domingo, 25 de marzo, en el Paseo de San Gregorio, en las inmediaciones de la Concha de la Música con la exposición de los coches participantes, entre los que se espera la llegada de dos Seat 800 Taxi.

A partir de las 12,15 horas marcharán hacia la Virgen de Gracia para volver de nuevo al Paseo San Gregorio, calles Ricardo Cabañero, Canalejas y enlaza con la carretera de El Villar en dirección al Museo de la Minería, que tendrán la oportunidad de conocer y visitar los participantes en esta reunión. La ruta concluirá en el restaurante Ginés, en Argamasilla de Calatrava, en donde se celebrará una comida, habrá sorpresas y sorteos entre los asistentes.

Un coche que comenzó a fabricarse en 1957

El 27 de junio de 1957 comienza la fabricación del Seat 600 en España y, con el, el inicio en el país de la motorización masiva. Su nacimiento no sólo dio un vuelco a la industria automovilística española, sino que cambió por completo la vida de los españoles. Tan importante fue el éxito del 600, que su padre, el ingeniero italiano Dante Giacosa, fue el primer sorprendido. En 1968, en la revista Motor Mundial confesaba que “buscaba un coche económico, ligero y capaz, para satisfacer las necesidades de los italianos y he sido el primer sorprendido por su éxito”. Incluso el mismo reconocía que diseñaron el 850 para sustituirle y “el público nos demuestra que el 600 tiene cuerda para rato”.

El diseño del italiano, ingeniero de Fiat, llegó a España de la mano de Seat, la Sociedad Española de Automóviles de Turismo, en cuyo capital, además del Instituto Nacional de Industria y seis bancos, la firma automovilística italiana soportaba el 7% del capital y su licencia de fabricación. Tras siete años de existencia de Seat, en 1957, con una plantilla de 5.000 personas, comienza a fabricarse el 600 que, en sólo un año, multiplica su producción por seis.