Región

La cantidad será cercana a los 2.500 millones de euros, sin que la quita sea un criterio prioritario de cobro

El Consejo de Gobierno aprueba el mecanismo extraordinario de financiación para el pago a proveedores

Leandro Esteban anuncia que la semana que viene tendrá lugar una reunión con proveedores para informarles de las condiciones.

La Comarca

22/03/2012

(Última actualización: 23/03/2012 13:00)

Imprimir

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado hoy el mecanismo extraordinario de financiación para el pago de las facturas pendientes a los proveedores de la comunidad autónoma. De esta forma, Castilla-La Mancha financiará una cantidad cercana a los 2.500 millones de euros, sin que la quita sea un criterio prioritario a la hora de cobrar.

El consejero de Presidencia, Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno regional, Leandro Esteban, ha anunciado en rueda de prensa que la semana que viene se convocará a una reunión a los representantes de los proveedores frente a los que la Administración regional mantiene deudas, con el objetivo de detallarles las condiciones, los detalles y las especificidades que este mecanismo contiene.

“Se trata de un mecanismo sencillo, claro, cómodo para los proveedores, conocido de antemano y gestionado con absoluta transparencia. Es importante que los proveedores puedan tener satisfecha la necesidad de información”, ha subrayado.

Este mecanismo extraordinario de financiación fue aprobado el pasado 6 de marzo en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera y está destinado a saldar las deudas que las comunidades autónomas mantienen con los proveedores, que deben ser vencidas, líquidas y exigibles y cuya recepción ha debido ser antes del 1 de enero del año 2012.

Asimismo, las comunidades autónomas deberán remitir al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas antes del 15 de abril una relación certificada que comprenda las obligaciones pendientes de pago, para identificar la cuantía y el proveedor. Por su parte, los proveedores podrán percibir el pago de esas deudas ante las entidades de crédito una vez cumplidos los requisitos establecidos.