Puertollano

Señala que su formación no está dispuesta a que se reduzca la prestación de servicios esenciales y se castigue el empleo

Miguel Ramírez advierte que IU no dará un cheque en blanco para aprobar planes de ajuste en ayuntamientos

J. Carlos Sanz

22/03/2012

(Última actualización: 23/03/2012 13:00)

Imprimir

Izquierda Unida de la provincia de Ciudad Real no se ha marcado directrices comunes a la hora de que los grupos municipales de esta formación tengan una posición única en los plenos donde deben aprobarse los planes de ajuste que el Ministerio de Hacienda exige a los ayuntamientos para, a cambio, recibir préstamos con los que pagar las deudas que mantiene con proveedores.

Miguel Ramírez, Coordinador provincial de IU, deja claro que cada grupo municipal de esta formación analizará el contenido del plan de ajuste correspondiente. “Habrá que ver las cuentas de cada ayuntamiento” anuncia; en el caso concreto del ayuntamiento de Puertollano, los concejales de IU estudiarán a fondo el plan de ajuste elaborado por el departamento de Intervención y después darán su dictamen en la sesión plenaria.

Aunque Ramírez señala que desde IU no se va a tolerar que los ayuntamientos castiguen los servicios esenciales y el empleo. A su juicio, las condiciones impuestas por Hacienda son “leoninas” porque obligará a los consistorios tener que endeudarse pagando un “interés escandaloso” por los préstamos que les sean concedidos, además de elaborar planes de ajuste que supondrán “el cierre de servicios y un aumento del paro”.

Ramírez entiende que el plan de pagos a proveedores, elaborado por el gobierno central, pretenda solucionar el desaguisado de la morosidad en las administraciones. Sin embargo, para el caso de Castilla-La Mancha, no ataca la raíz del problema que para el Coordinador provincial de IU obedece a los impagos del gobierno regional y la ausencia de un pacto “que asegure financiación suficiente a los ayuntamientos”.

Entiende que este plan de pago será un parche transitorio y echa en falta una cláusula social donde se priorice el pago a las pequeñas y medianas empresas. En cambio, Ramírez cree que con esta plan, los grandes beneficiarios serán la banca (calcula que se llevará 4.000 millones de euros solo en concepto de intereses) y las grandes empresas proveedoras.

Apoyo incondicional de IU a la huelga

Por otro lado, Ramírez expuso la postura de IU con relación a la huelga general del 29M y que esta formación secundará a nivel nacional. Además, señala que desde IU se perciben varios visos de anticonstitucionalidad en la reforma laboral, destacando algunos como la eliminación de la tutela jurídica en los trabajadores o apostar por un modelo de arbitraje obligatorio en detrimento de la negociación colectiva.

Ramírez enumera los principales perjuicios de la nueva reforma laboral: abaratamiento del despido, eliminación de autorizaciones administrativas para presentar ERES, degradación de las condicionales laborales al dejar la puerta abierta para que las empresas, unilateralmente, propongan rebajas salariales, movilidad funcional o geográfica, así como un ataque al sector público que según Ramírez supondrá “el desmantelamiento de los servicios públicos esenciales”.

El Coordinador provincial de IU advierte que con esta reforma laboral “los 6 millones de parados están a la vista” y critica que se está inyectando miedo e inseguridad entre los trabajadores. Asegura que los efectos dañinos de esta reforma ya se dejan notar en la provincia con multiplicación de ERES, rebajas salariales en empresas, caída del consumo y empobrecimiento de la clase trabajadora.

Por estos motivos, Ramírez anuncia que IU llevará a los plenos donde tenga representación mociones en contra de la reforma laboral y señala que el grupo parlamentario en el Congreso está afanándose en presentar un recurso de anticonstitucionalidad. Por último, muestra su apoyo a los sindicatos que han convocado la huelga del 29M.