El directorio de YPF decide capitalizar la compañía

La Comarca

22/03/2012

(Última actualización: 23/03/2012 13:00)

Imprimir

En su reunión celebrada ayer en Buenos Aires, el Directorio de YPF S.A. ha acordado someter a la aprobación de la próxima Asamblea General de Accionistas la capitalización de los resultados acumulados de la Sociedad a 31 de diciembre de 2011, tras atender la dotación de la reserva legal y otras obligaciones legales. Esta capitalización se instrumentaría mediante un aumento de capital liberado por un importe de hasta 5.789.200.000 pesos argentinos.

El aumento de capital que se propondrá a los accionistas de YPF S.A. se realizaría mediante la emisión y entrega gratuita a los accionistas de nuevas acciones de la Sociedad, en proporción y de conformidad con las clases de acciones actualmente en circulación, delegando en el Directorio la fijación de la fecha en la que el aumento se llevaría a efecto.

Esta propuesta refleja el compromiso de los accionistas de YPF con el futuro mantenimiento del alto nivel de inversiones realizadas por esa compañía en los últimos años en Argentina.

Debido a la solidez de la posición financiera de Repsol YPF, esta decisión no afectará a sus planes de desarrollo ni a su estrategia en materia de dividendos. A este respecto, y según se anunció el pasado mes de febrero, el Consejo de Administración propondrá a la próxima Junta General de Accionistas de Repsol YPF S.A. un nuevo sistema de retribución (Scrip dividend), en cuya virtud se ofrecerá a los accionistas la posibilidad de recibir su retribución en efectivo o en nuevas acciones liberadas de la Sociedad, previéndose que la retribución por acción correspondiente al ejercicio 2011 será, aproximadamente, un 10% superior a la percibida con cargo a los resultados del ejercicio 2010.

La generación de caja neta del Grupo Repsol en el ejercicio 2012 se verá afectada positivamente, y respecto al pasado año, por la recuperación de la producción en Libia, la puesta en marcha de los proyectos de Margarita Huacaya (Bolivia) y Kinteroni (Perú) durante este año y adicionalmente, Sapinhoa, antigua Guará, (Brasil) en el primer trimestre de 2013.

En el área de Downstream, la entrada en operaciones de las ampliaciones de Cartagena y Bilbao permitirá una elevada generación de caja como consecuencia de la mejora de los márgenes del sistema de refino de Repsol, y del descenso del volumen de inversiones del área. La finalización de ambos proyectos, junto con la mayor actividad en el área de Upstream, supondrá para el Grupo Repsol una disminución neta en inversiones de 500 millones de euros.