Región

La presidenta regional ha inaugurado la XX Feria Regional del Mueble y Afines de Castilla-La Mancha, en Sonseca

Cospedal aboga por una competencia leal y el sello de la calidad en el sector del mueble y la madera

El plan de pago a proveedores “va a ser una inyección en la economía real de liquidez”

La Comarca

15/03/2012

(Última actualización: 16/03/2012 13:00)

Imprimir

La presidenta del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, ha defendido hoy la “competencia leal” en el sector del mueble y ha mostrado el compromiso del Gobierno regional a la hora de trabajar por una libre competencia. “Cuanta más competencia hay, mejor es la calidad y más se esfuerzan los empresarios por ofrecer el mejor producto al público”, ha señalado la presidenta.

Ha sido en la Feria Regional del Mueble y Afines de Castilla-La Mancha, en Sonseca, donde Cospedal ha recordado que el reglamento que desarrolla la Ley de Emprendedores prestará especial atención a los incentivos a los empresarios y a sectores estratégicos como es el del mueble de Sonseca. De esta forma, ha señalado la presidenta, el Gobierno ayudará al sector a mantenerse y a prosperar.

En este sentido, Cospedal ha destacado que es “fundamental poder vender nuestros productos fuera” y ayudar a la internacionalización del sector del mueble y de la madera de Sonseca, por lo que, ha recordado, la Junta de Comunidades está trabajando con asociaciones representativas de los sectores empresariales en ese sentido.

“Los productos los tenemos que vender, y si hoy hay poco consumo en España, porque todavía estamos en una crisis económica que es muy profunda, hay que ir a vender donde podamos vender”, ha señalado Cospedal, quien ha recordado el trabajo del Ejecutivo regional para conseguir la recuperación económica tras los “lastres” de deuda, déficit y paro heredados.

De otro lado, se ha referido a las medidas del Gobierno de España como el plan de pago a proveedores, que “va a ser una inyección en la economía real de liquidez”. De esta forma, ha subrayado que si los acreedores de las administraciones pueden cobrar y las empresas se pueden mantener “pueden mantener los puestos de trabajo, y la gente puede invertir, puede cobrar y puede consumir”. Por todo ello, la presidenta ha animado a “dar mucho cada uno de nosotros”, ya que “es obligación y misión de los poderes públicos velar por aquellos que peor lo pasan en una situación de crisis”.