Región

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales ha participado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud

Echániz: “Ha comenzado una nueva etapa en la Sanidad de nuestro país”

La Comarca

29/02/2012

(Última actualización: 01/03/2012 12:00)

Imprimir

El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echaniz, ha destacado hoy el esfuerzo para lograr una cohesión sanitaria en España como una de las principales claves puestas de relieve en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

“Hay estrategia en este momento”, ha subrayado, tras resaltar la celeridad con que la ministra de Sanidad ha logrado este nuevo escenario en el que, además, “ha mejorado la interlocución con las comunidades autónomas y ha comenzado una nueva etapa en la Sanidad de nuestro país”, en la que, según ha explicado Echaniz, “lo único que se va a recortar es el gasto improductivo”.

El consejero de Sanidad castellano-manchego ha transmitido en rueda de prensa que durante el transcurso de la reunión no se han planteado “en ningún momento” formas de copago para los servicios sanitarios y, en cambio, sí ha habido un acuerdo unánime para establecer un calendario vacunal único. Además, se han alcanzado otros cuatro grandes acuerdos para que las agencias de tecnologías y prestaciones trabajen coordinadas; para lograr avances en la interoperatividad de la tarjeta sanitaria y el acceso digital a las historias clínicas entre las comunidades autónomas; para el reconocimiento mutuo entre regiones de los certificados y autorizaciones; y la creación de grupos de trabajo para el Pacto de Sanidad.

La gestión de la Sanidad es competencia de las comunidades autónomas desde el año 2002, pero el papel del Ministerio es relevante en materias como farmacia, compras o calendario vacunal, “así como la homogeneización de las políticas sanitarias del Estado”, como ha destacado el propio consejero.

Echániz ha calificado lo vivido durante los últimos años en esta área como una “dispersión absurda de esfuerzos y de iniciativas”. A su juicio, la complicada situación financiera que afecta a todas las comunidades españolas deberá ser “un revulsivo para aplicar los ajustes que se llevan planteando desde hace muchos años”, controlando con mayor celo los servicios que no sean básicos, en aras de mantener “las características esenciales de nuestro sistema de salud, que son la unidad, la equidad, la cohesión y la universalidad”.

En el ámbito regional pero con trascendencia nacional, hay que resaltar que el Hospital Nacional de Parapléjicos, gestionado por el Gobierno de Castilla-La Mancha, ha visto ratificada su condición de centro de referencia.