Región

Gracias a la Asociación NIPACE y la colaboración de Fundación ONCE

Guadalajara contará con un centro para niños con parálisis cerebral

La presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal, ha inaugurado este centro en un acto al que también ha acudido Emilio Sainz de Murieta, director de Gestión y Control del Grupo Fundosa.

La Comarca

28/02/2012

(Última actualización: 29/02/2012 13:00)

Imprimir

Guadalajara contará con un centro para niños con parálisis cerebral, un proyecto liderado por la Fundación de Ayuda a Niños con Parálisis Cerebral de Guadalajara, NIPACE, que ha contado con la colaboración de Fundación ONCE.

El centro se ha inaugurado hoy con la presencia de la presidenta de la Junta de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal, acompañada por el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz; el alcalde de Guadalajara, Antonio Román; el presidente de NIPACE, Ramón Rebollo, y el director de Gestión y Control de Fundosa, el grupo empresarial de Fundación ONCE, Emilio Sainz de Murieta.

El centro está ubicado en una nave de dos plantas en la calle Francisco Aritio. Tiene más de 600 metros cuadrados y en él se ofrecerá un tratamiento pionero en la rehabilitación de niños con trastornos neuromotores gracias a la combinación del método Therasuit y el robot Lokomat.

El robot Lokomat, según explica Rebollo, será único en España. “Sirve para el entrenamiento de la marcha para niños con enfermedades neurológicas”. Este robot es parecido a una cinta andadora, pero con sujeción para las piernas, que ayuda a andar perfectamente al usuario. “A base de repetición, el niño va grabando esos movimientos en el cerebro y observamos que cuando lo quitas de la máquina, hace el gesto en posición correcta”. La inversión para comprar este aparato asciende a los 276.000 euros.

El robot se combinará con el método Therasuit que ya aplica el centro para terapia de parálisis cerebral infantil. Este método fue ideado por un matrimonio polaco padres de una hija con parálisis cerebral y que son propietarios de la compañía que comercializa el traje y difunde esta terapia. Se basa en un traje ortopédico liviano que es usado en más de 50 clínicas y hospitales en los Estados Unidos.

“Lokomat es un robot que combinado con el traje Therasuit dará unos resultados extraordinarios y se convertirá en un tratamiento pionero en la rehabilitación de niños con trastornos neuromotores. Todo el equipo especializado y formado en EEUU en la terapia Therasuit, también será formado para el Lokomat por personal de Suiza”, añade Rebollo.

El coste del proyecto asciende a más de 500.000 euros y en su financiación han participado, además de Fundación ONCE, la consejería de Bienestar Social, la Fundación Inocente Inocente, Caja Navarra y Fundación MAPFRE, entre otros.