Región

Durante los dos últimos trimestres no se ha creado más gasto

Castilla-La Mancha cierra 2011 con un déficit del 7,3%

La Comarca

28/02/2012

(Última actualización: 29/02/2012 13:00)

Imprimir

Castilla-La Mancha ha cerrado el ejercicio 2011 con un déficit del 7,3%, según el avance de cierre de la cuenta del pasado año conocido hoy. Un dato que mejora las previsiones que habían hecho tanto el Gobierno regional como diferentes instituciones del Estado.

Hay que recordar que a 30 de junio de 2011 el déficit, en términos de contabilidad nacional, se situaba en el 4,9%, según se desprende de los datos del informe de la Sindicatura de Cuentas. La proyección, siguiendo esa tendencia, sería de un déficit del 9,8% a cierre de 2011, aun sin tener en cuenta que las obligaciones de pago son siempre mayores en el segundo semestre del año.

Sin embargo, gracias a la puesta en marcha del Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos y a las numerosas medidas de contención del gasto que ha puesto en marcha el Gobierno de Cospedal, la Junta ha cerrado el ejercicio con un 7,3% de déficit, lo que supone una reducción de más del 50% respecto al acumulado de junio.

Los efectos del Plan de Garantía, por tanto, han comenzado a notarse en el cuarto trimestre de 2011, tal y como expuso la presidenta Cospedal en el momento de su presentación. A partir de ahora, las medidas de ahorro tendrán efectos mucho más efectivos sobre la reducción del déficit, una prioridad para el Gobierno de Castilla-La Mancha para poder cumplir los criterios impuestos por la Unión Europea.

Hay que señalar también el esfuerzo que ha hecho el Gobierno de Castilla-La Mancha desde su toma de posesión en la contención del gasto. Durante los dos últimos trimestres del año, el Ejecutivo regional no sólo no ha creado más gasto, sino que se han reconocido gastos consolidados del Gobierno anterior.

Asimismo, cabe recordar que durante el último semestre del año pasado aparecieron numerosos derechos pendientes de pago en forma de facturas sin consignación presupuestaria que originó el anterior Gobierno socialista y, que de no haber existido habrían mejorado aún más los datos que hoy se daban a conocer.