Nieva denuncia que la supresión de una UVI móvil en Manzanares “va a suponer la muerte de personas o lesiones irreversibles”

La Comarca

20/02/2012

(Última actualización: 20/02/2012 13:00)

Imprimir

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Manzanares, Julián Nieva, ha denunciado la supresión de la UVI móvil secundaria que prestaba los servicios en el Hospital Virgen de Altagracia de la localidad y que “va a suponer sin duda la muerte de personas o las lesiones irreversibles de ciudadanos”.

Tal y como ha explicado Nieva, la desaparición de esta ambulancia es una decisión drástica y “gravísima”, puesto que realizaba una media de 18 traslados al mes de ciudadanos en situación extrema, casos de infarto, accidentes en la comarca, enfermos crónicos, pacientes quemados al hospital de Getafe o recién nacidos con problemas a los centros hospitalarios de Ciudad Real y Toledo, entre otros.

El portavoz socialista sitúa esta nueva medida de recorte en la estrategia del Gobierno regional del Partido Popular “de ir restando servicios de nuestros hospital de cara a la privatización que sin duda se va a producir”, una privatización con la que de nuevo ha vuelto a mostrar su total desacuerdo porque sólo traerá medidas como esta de la supresión de recursos fundamentales, tanto humanos como técnicos.

Además, Nieva ha señalado que este afán por la privatización de la sanidad en Manzanares no es algo casual, al recordar que “ya se denunció también que el señor alcalde de Manzanares estaba enviando cartas a los ciudadanos en las que le ofertaba seguros de sanidad privados de una importante compañía, por tanto, blanco y en botella: al alcalde de Manzanares le interesa la sanidad privada y la defiende a ultranza”.

En la misma línea, Nieva ha condenado el cierre de la televisión pública municipal de Manzanares porque tras esta clausura se esconde la intención del alcalde ‘popular’, Antonio López de la Manzanara, de impedir que la información trascienda a los ciudadanos.

7.500 euros en reformar su despacho

El dirigente manzanareño ha rechazado el “falso argumento” del ahorro y de la austeridad esgrimido por el alcalde del municipio, cuando “el propio alcalde de Manzanares, Antonio López de la Manzanara se ha gastado más de 7.500 euros en remodelar su despacho”, ha criticado Nieva.

Más de 5.000 euros en comidas

Y no es el único caso de gastos “inadecuados” en tiempos de crisis que ha llevado a cabo el primer edil de Manzanares, puesto que desde las filas socialistas han desvelado un “despilfarro injustificado” de más de 5.000 euros en desayunos y comidas dentro de unas recientes jornadas empresariales que organizó el Ayuntamiento con un coste total superior a los 12.000 euros, sobre todo si se tiene en cuenta que los concejales debían pagar el almuerzo con dinero de su bolsillo y que tan sólo hubo 12 ponentes.

Represalias de la etapa franquista

Nieva ha mostrado también su preocupación por una denuncia colectiva que desde el pasado viernes está llegando a múltiples ciudadanos de la localidad que de forma espontánea se concentraron durante el último pleno para realizar una cacerolada como medida de protesta ante la privatización que se pretende implantar en el hospital Virgen de Altagracia.

Una denuncia “sorprendente, a tenor de lo manifestado por el portavoz del Grupo Municipal Socialista, quien recuerda que en dicha concentración había agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que en ningún momento advirtieron nada ni procedieron a identificación de las personas allí presentes, y mucho menos a su disolución.

Por lo tanto, y pasadas varias semanas, Nieva sospecha que detrás de esa denuncias “indiscriminadas” que pueden acarrear sanciones que puede ir desde los 300 a 30.000 euros existen intenciones que poco o nada se ajustan a la legalidad y que responden a actuaciones de la etapa franquista”.

En base a toda esta serie de “despropósitos”, Nieva ha resaltado que la situación es alarmante para Manzanares y para los manzanareños y manzanareñas, quienes “vivimos en un auténtico desgobierno”.