O les frenamos o acabarán con nuestros derechos laborales y con nuestra dignidad como personas

Concha Plaza, Secretaria general de la Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO CLM

20/02/2012

(Última actualización: 20/02/2012 13:00)

Imprimir

Hace unos pocos días el El consejero de Presidencia, Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Leandro Esteban, dijo: “El Ejecutivo de María Dolores de Cospedal va a hacer todo lo posible para entenderse con los sindicatos y conseguir que la huelga de empleados públicos del 29 de febrero no se lleve a cabo”.

Y recordó que el Gobierno regional nunca ha dejado de hablar con los interlocutores sociales; otra cosa es que las ‘conversaciones’ tengan trascendencia pública; se hacen en la intimidad “más estricta” porque “muchas veces esa intimidad preserva contactos que se mantienen y que van en la dirección de intentar evitar que se produzca una huelga, porque una huelga es el fracaso de la interlocución”.

Es tal el “talante dialogante” del gobierno regional que pregona el multiconsejero Esteban, que en la tarde del 16 de febrero, el SESCAM comunicó por correo electrónico a sus trabajadores que les privará del complemento por nocturnidad y festivos, al hilo del artículo 38.10 del Estatuto Básico del Empleado Público.

Este precepto legal está siendo reiterada y torticeramente manipulado por los gestores políticos para justificar los incumplimientos sistemáticos de sus obligaciones y para sostener un metódico ataque a los derechos laborales de los empleados públicos conseguidos en más de veinte años con arduas negociaciones.

Enviar un correo electrónico comunicando la imposición de recortes salariales ¿es lo que entiende el señor Esteba por diálogo? ¿O fue una decisión acordada con el CSIF “en intimidad más estricta”?. ¿Es así como pretenden que se desconvoque la huelga de empleados públicos del próximo día 29?

La Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO CLM reitera una vez más al Gobierno nuestra disposición a la negociación, en el ámbito que corresponde (no queremos intimidad si no respeto); y llama al personal del SESCAM a la movilización en defensa de sus derechos.

La resignación no es una opción. Si plantamos cara, podremos frenar la escalada de recortes de derechos y recuperar los que nos quitado.

Si nos resignamos, al paso que van, el señor Esteban y su subordinado Luis Carretero, gerente del SESCAM, terminarán arrasando con nuestros derechos laborales e incluso con nuestra dignidad como personas.

La línea de actuación de este Gobierno está clara y su límite es ninguno. La supresión de los complementos por trabajar los sábados es el último ejemplo: en agradecimiento por nuestra disponibilidad para ser llamados a trabajar en sábado, nos quitan el “complemento de atención continuada”.

Cualquier día nos imponen una tasa por ir a trabajar. Dirán que es necesario para salvar al país; o que es una contraprestación que debemos aportar a cambio de la experiencia, formación y cualificación que obtenemos por prestar nuestros servicios en el Sescam.