CCOO y UGT llaman a la ciudadanía a las manifestaciones del próximo domingo contra la reforma laboral

Gil instó al presidente Rajoy a rectificar, a que retire el decreto ley y que cumpliendo con sus obligaciones se siente a negociar y discutir con los sindicatos y las organizaciones empresariales qué medidas hay que adoptar para generar empleo y reactivar la economía.

“Cualquier aliño que se haga en las Cortes no va a contar con el respaldo de los sindicatos CCOO y UGT. Es tan importante lo que se está ventilando en este decreto ley que la única fórmula posible es retirarlo, sentarse a negociar y convenir”.

La Comarca

15/02/2012

(Última actualización: 16/02/2012 13:00)

Imprimir

CCOO y UGT hacen un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras de Castilla-La Mancha y a la ciudadanía en general a que participen en las manifestaciones convocadas por ambos sindicatos el próximo domingo 19 de febrero en las cinco capitales de provincia de la región en contra de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Rajoy.

Los secretarios generales de CCOO y UGT de Castilla-La Mancha, José Luis Gil y Carlos Pedrosa, el secretario general de CCOO de Toledo, Jesús García Villaraco, y el secretario de Comunicación de UGT Toledo, David Ruiz, han comparecido esta mañana en rueda de prensa para explicar las graves consecuencias que tiene esta reforma laboral para los trabajadores y trabajadoras e instarles a que se rebelen y conviertan la calle en un clamor contra la reforma laboral.

Gil afirmó que las manifestaciones del domingo son la primera expresión de contestación dentro de un proceso de movilización creciente y sostenido, que va acompañado de una campaña de información en los centros de trabajo; y advirtió que hay “razones suficientes para una huelga general” ante una reforma laboral que “no sólo cambia las reglas del juego en el ámbito laboral, sino que supone un cambio del modelo de sociedad”.

“Ningún Gobierno, ni el de Felipe González, ni el de Aznar, ni el de Rodríguez Zapatero ha tenido la osadía de ir tan lejos”. El Ejecutivo de Rajoy está “machacando a los trabajadores y trabajadoras, a los que ha puesto a los pies de los caballos, mientras que da a los empresarios un potentísimo instrumento para disponer de la vida y la hacienda como antiguamente hacían los caciques en el Antiguo Régimen en España y en Castilla-La Mancha”.

Esta reforma laboral va a favorecer a los empresarios “piratas y sinvergüenzas” que van a convertir el mercado laboral “en una jungla”, compitiendo de “forma desleal” con los empresarios responsables que sí respetan las leyes y derechos de sus empleados, prosiguió.

La reforma laboral “no va en contra de los sindicatos”, va en contra de los trabajadores y trabajadoras a los que deja indefensos”, dijo el líder regional de CCOO, quien agregó que los sindicatos CCOO y UGT son el “único asidero que les queda para revelarse y defender sus intereses”.

Gil instó al presidente Rajoy a rectificar, a que retire el decreto ley y que cumpliendo con sus obligaciones se siente a negociar y discutir con los sindicatos y las organizaciones empresariales qué medidas hay que adoptar para generar empleo y reactivar la economía. “Cualquier aliño que se haga en las Cortes no va a contar con el respaldo de los sindicatos CCOO y UGT. Es tan importante lo que se está ventilando en este decreto ley que la única fórmula posible es retirarlo, sentarse a negociar y convenir”.

Por su parte, Pedrosa manifestó que es la “primera vez en la historia de la democracia” que un Gobierno no cumple el trámite legal de consulta a las organizaciones sindicales y empresariales más representativas.

El líder regional de UGT insistió en que esta reforma laboral va a generar más desempleo, porque abarata y facilita el despido, supone una demolición del mercado de trabajo y de las instituciones laborales de este país e introduce el ánimo de lucro en el desempleo.

Por otro lado, el secretario general de CCOO de Toledo afirmó que “si algún trabajador o trabajadora dudaba de con quien está esta gente, ha quedado demostrado que está con la patronal más cutre que quiere despedir sin causas, sin indemnización…”

Finalmente, Ruiz reiteró que se trata de una reforma laboral injusta para los trabajadores y trabajadoras, inútil porque no a generar empleo, sino todo lo contrario, e ineficaz para la economía.