Provincia

Nota de prensa del PSOE de Villarrubia de los Ojos

El PSOE de Villarrubia solicita una auditoría y obtiene “una nueva muestra del radicalismo de la derecha extrema”

Los socialistas recuerdan que el PP llevaba en su programa electoral la realización de una auditoría que ahora se niegan a realizar “porque saben que la situación que se han encontrado no era la catastrófica que pintaban”

La Comarca

12/02/2012

(Última actualización: 12/02/2012 12:00)

Imprimir

El PSOE de Villarrubia de los Ojos lamenta que tanto el Grupo Popular en el Ayuntamiento, encabezado por la alcaldesa Encarnación Medina, como la formación de Ciudadanos por Villarrubia (CPVI) se hayan negado a realizar una auditoría independiente para conocer la situación económica real del Consistorio.

Los socialistas han explicado que su petición se basa en dos razones. La primera, porque fue precisamente el Partido Popular quien en su programa electoral llevada el compromiso de efectuar una auditoría que ahora niega. Y segundo, porque así se podría demostrar que las acusaciones que realizaron los ‘populares’ sobre la situación económica en la que se encontraron el Ayuntamiento son “falsas”.

Y es que, desde el bando socialista dejan claro que en términos per cápita el Consistorio de Villarrubia de los Ojos se encuentra “muy por debajo” de la media nacional y de los municipios de su entorno, aunque, sin duda, animan a que la mejor forma de saberlo es acudir a una auditoría independiente negada, a saber el porqué, por la ‘pinza’ constante que forman PP y CPVI en su pacto antinatura.

De igual modo, el PSOE villarrubiero ha denunciado las constantes “agresiones verbales” a la oposición por parte del ambos grupo cuando “tan sólo intentamos llevar a cabo con rigor la labor de vigilancia y control que nos han encomendado los ciudadanos”.

Pero no será fácil, puesto que los socialistas han vuelto a reflejar las malas formas y el autoritarismo con el que ejerce la alcaldesa del Partido Popular, quien “no tiene el más mínimo reparo en quitar el uso de la palabra constantemente o negarla directamente sin atenerse a un criterio lógico y, lo que es más grave y preocupante, saltándose las normas de los plenos”.