Puertollano

El portavoz del gobierno local critica el colapso que atraviesa la Fundación Fuente Agria y pide al gobierno regional que renueve los convenios

Rafa Sánchez habla de "estrategia" en la JCCM para cambiar el modelo asistencial a personas con discapacidad

J. Carlos Sanz

01/02/2012

(Última actualización: 01/02/2012 13:00)

Imprimir

La situación que actualmente atraviesa la Fundación Fuente Agria es para Rafael Sánchez, portavoz del equipo de gobierno, un síntoma inequívoco de una estrategia diseñada por el gobierno regional “para conseguir un cambio de modelo en la atención a la discapacidad”.

Sánchez se pronunciaba en estos términos y aseguraba que “muchas familias tenemos relación directa tanto con la Fundación como con la asociación Aspades y conocemos la situación que se está viviendo”. El portavoz del gobierno local manifestaba el “compromiso público” y “solidaridad total” con los trabajadores de la Fundación y con todo el colectivo de la discapacidad intelectual de Puertollano y la región.

Señaló que las dificultades financieras están afectando "a todos los centros integrados en FEAPS con motivo de los impagos que desde el mes de junio se están produciendo” y que están provocando una situación de colapso y asfixia, una “estrategia consciente” en el ejecutivo autonómico para crear un cambio de modelo asistencial en las personas con discapacidad.

“No vamos a permitir que ninguna persona con discapacidad quede sin atender o que tenga algún tipo de carencia en el período educativo o asistencial” añadía Sánchez quien alertó que en la residencia de grandes discapacitados que gestiona Fuente Agria “hay personas cuya guarda corresponde a esta fundación y si la residencia llegara a cerrar no tendríamos donde llevar a estas personas”.

El portavoz del gobierno local menciona el 4 de febrero como fecha tope que se fijó para efectuar los pagos y critica que en la última reunión celebrada por el Patronato de la Fundación, “el gobierno regional no dio la cara” avivando las dudas sobre la renovación de los convenios pendientes. “Esa es la actitud que está teniendo el gobierno regional con las personas con discapacidad” declaraba molesto Sánchez.

Insiste en que este contexto “nos lleva irremediablemente a un cambio de modelo asistencial que está en esa agenda oculta en el PP de la que se lleva hablando tanto tiempo”. El portavoz lo entronca con lo que cree un mensaje inoculado por la JCCM acerca de que “todo lo público es insostenible, hay que eliminarlo y convertirlo en negocio”.

Hace referencia a que ya se está haciendo en ámbitos como Educación y Sanidad, y que el siguiente paso es hacerlo “con los recursos asistenciales tanto de personas con discapacidad como mayores”. Y concluye, advirtiendo que este hipotético cambio de gestión conllevará a más destrucción de empleo.