Puertollano

El Centro Nacional del Hidrógeno presentó el Plan Director I+D donde se fijan las líneas de trabajo y negocio

La hoja de ruta para que empresas e investigadores impulsen la tecnología del hidrógeno

J. Carlos Sanz

14/12/2011

(Última actualización: 15/12/2011 13:00)

Imprimir

Las instalaciones provisionales del Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2) acogieron hoy la segunda cita de las Jornadas de difusión y reflexión sobre el acceso a la ICTS con el nítido objetivo de recoger el aluvión de propuestas necesarias para impulsar la tecnología del hidrógeno en España y que tanto investigadores como empresas asociadas a este sector concreten las futuras líneas de actuación.

Todo ha de recogerse en el Plan Director I+D, la hoja de ruta que empleará el CNH2 para canalizar las necesidades de la comunidad de investigadores y sector productivo. Una pléyade de 40 profesionales del sector (investigación, centros tecnológicos y empresas) acudieron para conocer de primera mano los entresijos de un Plan Director que posee una vigencia de cuatro años pero que se revisa anualmente para actualizar contenidos y no incurrir en la obsolescencia.

Según Antonio González García, Presidente del Comité Científico Asesor del CNH2 y responsable del grupo de transformación INTA, todo lo que se haga a partir de ahora responderá a las consignas del I+D y la competitividad tecnológica. El CNH2 deberá servir como “puente” entre la comunidad científica y empresarial con una clara finalidad, convertir al hidrógeno en un vector energético y emplear las pilas de combustible (donde se almacena este elemento químico) con una eficiencia energética.

Además, González considera que el CNH2 ha de aglutinar una industria dispersa y que sirva como anclaje para el sector de las energías renovables, que las mismas se incorporen a la red eléctrica de manera más eficiente. Asegura que “faltan rellenar huecos” como transformar el hidrógeno para producir electricidad y ofrecerlo a sectores como los medios de transporte e industrias de cogeneración.

Acaparar las líneas de negocio "vírgenes"

Como expresaba Manuel Montes, Director del CNH2, hay otros retos pendientes: se han de reducir los costes materiales en la fabricación de pilas de combustible y que las mismas sean desarrolladas por empresas ligadas a la actividad química y energética, así como suministrar dichas pilas de combustible a empresas asociadas al sector de la automoción.

En la actualidad, señala Montes, ya hay dos empresas nacionales (una de Castilla-La Mancha) que ya fabrican pilas de combustible pero la deficiencia principal se encuentra en aquellas empresas suministradoras de componentes. “Hay líneas de negocio vírgenes” revelaba Montes, a la espera de que la subsanación de esa carencia sea asumida por otras empresas.

En la reunión que ayer se mantuvo con el sector empresarial de Puertollano y comarca, los responsables del CNH2 encontraron una respuesta positiva. Una receptividad que se materializó con la presencia de “muchos asistentes” añade Montes. De algún modo, en el CNH2 esperan que tanto investigadores como empresas generen sinergias y se definan líneas de trabajo.

Fase de construcción valorada en 38,5 millones de euros

Como Instalación Científico Tecnológica Singular que es, el Ministerio de Ciencia e Innovación apadrina un proyecto que pese a la crisis económica mantiene sus inversiones y financiación. Así lo destacó Mª Jesús Marcos Crespo, Jefa del Área de Subdirección General de Promociones e Infraestructuras Científico-Técnicas, quien anunció el mantenimiento del convenio rubricado en 2007 y que se extenderá hasta 2021.

Marcos Crespo detalló que la fase de construcción del futuro edificio del CNH2 está valorada en 38,5 millones de euros y donde se ha hecho más hincapié (ante la tesitura económica que atravesamos) es en fijar una política de optimización de recursos.

Lo cierto es que el CNH2 comienza a coger velocidad de crucero.