Región

Con el fin de minimizar los efectos de la sequía

La Consejería de Agricultura recuerda la necesidad de adoptar medidas preventivas para preservar las especies y su sostenibilidad

La temporada cinegética comenzó el 8 de octubre y está condicionada por la sequía y las altas temperaturas

La Comarca

22/10/2011

(Última actualización: 23/10/2011 12:00)

Imprimir

La Consejería de Agricultura recuerda la necesidad de adoptar medidas preventivas para preservar las especies cinegéticas y su sostenibilidad, ya que la temporada de caza, que comenzó el 8 de octubre, está condicionada por la actual sequía y las altas temperaturas que padecen los campos y montes de la región.

Con el fin de asegurar el aprovechamiento sostenible de las especies cinegéticas, dado que la sequía puede alterar sus posibilidades de supervivencia y su capacidad de defensa ante la acción de caza, se hace necesario adoptar medidas que, en parte, ayuden a paliar sus efectos.

Entre ellas: retrasar la caza de la perdiz hasta que cambien las adversas condiciones climatológicas; condicionar la caza al estado real de las poblaciones de las especies cinegéticas; retrasar el levantamiento de rastrojeras y conservar los linderos y bardazos, ya que estas zonas sirven de ocultación y protección de las especies, especialmente la perdiz; distribuir puntos de agua y alimentación complementaria por la superficie del terreno acotado, para evitar los efectos perniciosos de la concentración de animales en las proximidades de los puntos de agua que vayan quedando; Cambiar frecuentemente el agua de los bebederos artificiales, ya que la mala calidad sanitaria de esta agua produce infecciones de diferentes enfermedades; Extremar la vigilancia, a través de la propia guardería de cotos, de cazadores furtivos y por último, dado que la sequía y la aridez favorecen la frecuencia e intensidad de los incendios, se deberá extremar las precauciones con el fin de evitar el inicio y propagación de los mismos.

Con ello se conseguirá minimizar los efectos de la sequía y mejorar el estado de las probaciones de especies cinegéticas, lo que redundará en beneficio de la próxima cría.