Cultura

En la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (RABASF)

El Barroco. Teatro de las Pasiones. Colección Pier Luigi Pizzi

Hasta el 20 de noviembre de 2011

José Belló

20/10/2011

(Última actualización: 20/10/2011 12:00)

Imprimir

Se ha presentado en las Salas del Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (RABASF), la exposición El Barroco. Teatro de las Pasiones. Colección Pier Luigi Pizzi, organizada por la RABASF, la Embajada de Italia y el Instituto Italiano de Cultura con el patrocinio del grupo FIAT, en especial la marca Lancia.

Asistieron, junto a Pier Luigi Pizzi, que presta su colección para esta exposición, el Embajador de Italia, Leonardo Visconti di Modrone, el Director de la RABASF, Antonio Bonet Correa, el Director del Instituto Italiano de Cultura, Carmelo di Gennaro y el Académico Delegado del Museo y Exposiciones de la RABASF, José María Luzón, que coordinó el acto.

En exclusiva para España

Se presenta en exclusiva para España la colección de Pier Luigi Pizzi, quién ha dirigido el montaje y supervisado minuciosamente toda la exposición.

47 obras de gran valor e impacto visual de artistas desde Ribera hasta Luca Giordano pasando por Giuseppe María Crespi, el Guercino, Salvator Rosa, Giaquinto y Guido Reni: los mayores representantes de un siglo que exalta los sentimientos, las pasiones extremas, el tormento y el éxtasis.

Obras maestras

Obras maestras elegidas con atención e inteligencia crítica, que ofrecen al público una espléndida puesta en escena representativa del Barroco en cuanto auténtico teatro del mundo, con todos sus elementos dramáticos y perturbadores, donde destaca un tema concentrado en el arte figurativo, siguiendo las dos principales corrientes estilísticas del Siglo XVII: el naturalismo y el clasicismo.

La exposición

La exposición de esta colección ofrece al visitante de la RABASF, una ocasión única para recorrer el siglo de El Barroco. Teatro de las pasiones. Aquí estará hasta el día 20 de noviembre.

La colección del reconocido y acreditado milanés, director, escenógrado y figurinista, Pier Luigi Pizzi, que comenzó hace más de 20 años, recoge las obras dedicadas en su mayor parte a la pintura italiana del siglo XVII, en la primera ocasión en que salen de Venecia, su residencia habitual. Con anterioridad sólo se habían expuesto en las ciudades italianas de Pésaro o Parma.

El Maestro Pizzi

El Maestro Pizzi transmite, en su búsqueda de obras de arte, su cultura, sus intereses poéticos y literarios, su oficio, de un gran coleccionista de arte que basa su selección en razón del argumento y del estilo que le otorga significado.

Hombre de teatro, conoce sobradamente que las escenificaciones de una situación dramática pueden ser infinitas así como infinitas son las interpretaciones de un personaje o de cualquier trama. Los sujetos de sus pinturas son a menudo mártires cristianos y héroes de la mitología clásica, retratados según la hagiografía de la contrarreforma.

Retratos de San Sebastián

Predominan los retratos de San Sebastián, joven oficial de la Legión de Tebas, comandante de la guardia personal del emperador Diocleciano que tras convertirse al cristianismo, fue condenado a muerte y atravesado con las flechas de sus mismos compañeros de armas. Creyéndole muerto, fue abandonado en el lugar de la ejecución, y un grupo de jóvenes mujeres lo recogerán, cuidarán y sanarán.

Todos los elementos del drama están presentes en la historia de Sebastián, su martirio y su desnudez, que ofreció a muchos pintores del siglo XVII motivos para investigar sobre el sufrimiento humano, y para presentarlo como ideal de belleza, de esperanza y de fe.

Modernidad

El siglo XVII es el siglo del teatro y también lo es del naturalismo. El descubrimiento de la verdad de la naturaleza, de los recursos de la psicología y de la dramaturgia en la representación del individuo y de la historia forman un conjunto magnifico que abre pase a la modernidad.

Los cuadros cobre San Sebastián de la colección Pizzi son “modernos” ya que ofrecen diversas variaciones sobre el tema. Entre otras, tres versiones diferentes de San Sebastián de Luca Giordano, la imagen del santo, antitradicional y antiacadémica, de Giuseppe María Crespi o las historias y fantasías que sugieren las diferentes representaciones del mártir cristiano.

Cuadros elocuentes

Pier Luigi Pizzi ha sabido elegir cuadros elocuentes, llenos de emociones, de alusiones y de estremecimientos, como en la extraordinaria pintura José y la mujer de Putifer de Doménico Fiasella, atravesada por una agitación y erotismo febril. Otras veces en los cuadros de Pizzi el drama se tiñe de colores oscuros, como en El martirio de Santa Inés de Francesco del Cairo, que más que un martirio es realmente un asesinato.

Naturalmente en la colección hay también pinturas decorativas, pues tras el drama son necesarias quietud y distensión. Así destacan las naturalezas muertas de Antonio Tibaldi y los jarrones de flores de Astolfo Petrazzi o cuadros de género como las vistas de Filippo Gagliardi con sus perspectivas que desvelan significados políticos e intenciones alegóricas.

Horarios

La exposición se puede visitar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, situada en la calle Alcalá, número 13, muy cerca de la Puerta del Sol, de martes a sábado de 10 a 14 horas y de 17 a 20 horas.

Domingos y festivos de 10 a 14 horas.

Lunes cerrado