Puertollano

El alcalde electo se compromete a estar al lado de la plantilla señalando que "movilizaremos lo que tengamos que movilizar"

Democracia real en el salón de plenos: trabajadores de Silicio Solar irrumpen exigiendo un compromiso firme de las fuerzas políticas de Puertollano

Primera consecuencia del anuncio de ERE efectuado por la dirección de Silicio Solar: los trabajadores "obligan" a los grupos políticos a posicionarse e interceder en la solución del conflicto laboral.

J. Carlos Sanz

08/06/2011

(Última actualización: 09/06/2011 12:00)

Imprimir

Definitivamente, el ERE temporal que prepara la dirección de Silicio Solar y que puede llegar a afectar a más de 600 trabajadores de la plantilla adquiere una dimensión de emergencia local. Tanto, que marcará el inicio de la legislatura de la nueva corporación y más que nunca, los tres partidos que conformarán la corporación deberán bregar de lo lindo.

Cuando estaba a punto de finalizar un pleno extraordinario de trámite, un numeroso grupo de trabajadores de la fábrica de obleas de silicio irrumpía en el salón de plenos para asombro de las fuerzas políticas. Llegaban cabreados y exigiendo una reunión inmediata con toda la corporación. Una escena inédita en la historia democrática reciente y que ejemplifica la grave situación a la que se enfrentan centenares de trabajadores del que hasta ahora era considerado el proyecto emblemático de la diversificación económica de Puertollano.

Al más puro estilo de los miles de indignados que desde hace semanas inundan las plazas de los municipios españoles, el grupo de trabajadores de Silicio Solar no se andó por las ramas y solicitó el apoyo y asesoramiento tanto de las fuerzas políticas como de técnicos del ayuntamiento para el inminente proceso de negociación del ERE temporal que se avecina en la empresa.

“Necesitamos vuestra ayuda y que sea lo más transparente posible” reclamaba Adolfo Rodríguez, presidente del recién constituido Comité de Empresa de Silicio Solar, que con sólo unos días de vida ya tiene que hacer frente al más grave conflicto laboral existente en la fábrica de obleas. Visiblemente desconcertados, todos los concejales de la corporación tomaron de nuevo asiento y aquello se convirtió en una improvisada asamblea entre trabajadores y políticos.

Hermoso Murillo se pone a disposición de toda la plantilla

Tomó la palabra el alcalde en funciones, Joaquín Hermoso, afirmando que “el tema es muy grave, uno de los mayores problemas laborales de esta ciudad y como tal habrá que tomar decisiones”. Entre el murmullo reinante Hermoso Murillo aseguró que “vamos a estar al lado de la plantilla” aunque matizó que las decisiones que se tomen desde el ámbito laboral exceden las competencias de la administración local. Apeló el alcalde electo a que haya una unión completa entre toda la plantilla de Silicio Solar y prometió que los poderes locales estarán con ellos a lo largo de un conflicto que se presupone traumático.

Impedir que el ERE sea como la dirección de la empresa pretende

Los trabajadores escucharon la intervención de Joaquín Hermoso con expectación, no se oía una mosca en un salón de plenos transformado en una inusitada asamblea. Dejó claro que “ahora viene un proceso complicado y Silicio Solar no puede hacer el ERE que le dé la gana”, añadiendo que será la autoridad laboral competente la que dictamine si la propuesta de ERE temporal que contempla la dirección de la empresa es viable o no. Para el alcalde electo, en estos momentos, lo crucial es que tanto comité de empresa como la autoridad laboral conozcan cuál es la verdadera situación económica de Silicio Solar. “A lo mejor lo que se plantea no es lo que se debe hacer” barruntó Hermoso Murillo.

Un trabajador le preguntó directamente si ayer mantuvo una reunión con Sergei Beringov, presidente de Pillar Group, la compañía matriz de la que Silicio Solar es filial. El alcalde confesó que Beringov acudió a la localidad para visitar FUNDESCOP, a interesarse por el estado de un expediente de tesorería de incentivos económicos cuantificado en 8 millones de euros y que la empresa estaría pendiente aún de recibir. Aseguró que “nadie de la empresa nos ha trasladado una decisión sobre el futuro de la compañía”.

Algo que no terminó de tranquilizar a los asistentes; por lo que Joaquín Hermoso tuvo que emplearse a fondo señalando de nuevo la importancia de conocer si en Silicio Solar existe un problema de liquidez, productivo o de gestión. Cuestiones vitales a la hora de justificar la presentación de un ERE temporal que no es del agrado de nadie. “Mucho me temo que habrá otras circunstancias” remachó el alcalde electo.

"Movilizar lo que tengamos que movilizar"

La batería de peticiones y solicitudes continuó. Un trabajador preguntó al alcalde si estaría dispuesto a participar con la plantilla en una posible movilización en Toledo, presumiblemente ante la sede del nuevo gobierno regional. Joaquín Hermoso afirmó que “cualquier medida que adopte las asambleas de trabajadores contará conmigo al frente ya sea en Madrid, Toledo o Bruselas; es un grave problema de esta ciudad”.

Después, fue el turno de las dos fuerzas políticas a quienes se les demandó posicionarse ante los planteamientos y problemática existente en Silicio Solar. Agustín Pérez, Concejal de IU, se adhirió a la necesidad de que exista unión entre las fuerzas políticas locales y perjuró a los trabajadores que contarían con el apoyo de IU. También dijo algo parecido Mª José Ciudad, portavoz del PP, recalcando la importancia de la unión “porque esto es la gota que colma el vaso”. Ciudad señaló que la dirección de la empresa deberá justificar “muy bien” la propuesta de ERE temporal y con un “con nosotros podéis contar” dejó patente el compromiso firme del PP y de los otros dos grupos políticos.

El conflicto recién eclosionado no fue el único asunto tratado por los trabajadores. Adolfo Rodríguez, presidente del Comité, quiso saber qué pasos estaba dando el ayuntamiento en relación a las denuncias de salud y seguridad trasladadas en su día al propio alcalde. Hermoso Murillo aseguró que la documentación facilitada se presentó a la Inspección de Trabajo y que también se remitieron al Gabinete de Seguridad e Higiene en el trabajo de la JCCM con objeto de evaluar las posibles incidencias existentes en la fábrica. Insistió en que por parte del ayuntamiento de Puertollano se exigirá a la Inspección de Trabajo que actúe y al Gabinete de Seguridad y Trabajo a que lleve a cabo una evaluación externa.

Dos técnicos del ayuntamiento, a disposición del comité

Además, y ante otra petición, el alcalde mostró su conformidad para poner a disposición del Comité dos técnicos de la administración local para analizar y supervisar toda la documentación sobre el ERE que la dirección de la empresa facilite. No sólo esto, pues el alcalde electo puso a disposición los dos técnicos para que estén presentes durante el proceso de negociación del ERE temporal.

Por último, lanzó una advertencia tanto a la empresa como a trabajadores: “Que sean cuidadosos y vosotros exigentes”. Finalizó así una espontánea asamblea emplazando el alcalde electo al comité de empresa para una próxima reunión. Como epílogo, una frase pronunciada por Joaquín Hermoso: “Movilizaremos lo que tengamos que movilizar”.

La empresa lamenta que se demore el inicio de las negociaciones y alerta de problemas para pagar las nóminas de julio

Y habrá que hacerlo porque durante la asamblea celebrada con anterioridad entre el comité y cientos de trabajadores, se puso de relieve la preocupante situación. Se trasladó que la previsión de la dirección de Silicio Solar es disminuir temporalmente la producción en un 73% aproximadamente; la empresa argumenta esta intención en base a la disminución de pedidos por parte de algunos clientes y la reducción del precio de las obleas en el mercado.

Según refleja un comunicado donde se informa sobre la situación actual de Silicio Solar, y al que este medio ha tenido acceso, la dirección asegura que para garantizar la viabilidad y los puestos de trabajo “se han planteado la necesidad de poner en marcha un ERE temporal mientras la situación de nuestros pedidos se recupera”.

Sin embargo, el inicio de las negociaciones fijado para este jueves deberá demorarse ya que el comité ha pedido más tiempo a la empresa. Algo que se lamenta desde la dirección alertando que “cada día que pasa sin que alcancemos un acuerdo sobre las condiciones del ERE temporal aumentamos enormemente el riesgo de no superar esta crisis y la pérdida de los casi 1.000 empleos que tenemos actualmente”. Y para finalizar se expone que durante el mes de julio “podríamos tener problemas con el pago de las nóminas”.

En definitiva, el conflicto no ha hecho más que estallar. Los trabajadores han demostrado hoy que no se van a quedar de brazos cruzados, han obligado a un compromiso firme y público de la corporación política municipal en lo que ha sido un ejemplo de democracia real, eso que se viene pidiendo desde el nacimiento del espíritu 15M. Lejos de amedrentar a la plantilla, el anuncio de un ERE temporal la espolea como nunca se había visto.