Región

Así lo ha anunciado Julián Sánchez Pingarrón

Este jueves entra en servicio la variante conjunta de Alcázar de San Juan y Campo de Criptana

El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda ha asegurado que con esta variante se consigue “insertar de manera más efectiva estas importantes poblaciones manchegas en la red de alta capacidad, aprovechando la Autovía de los Viñedos, y evitar que el tráfico pesado las atraviese”.

La Comarca

18/05/2011

(Última actualización: 18/05/2011 12:00)

Imprimir

El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, ha informado sobre la puesta en servicio de la variante conjunta de Alcázar de San Juan y Campo de Criptana, una vía que tiene una longitud de 11,2 kilómetros y en cuya ejecución se han invertido 8,2 millones de euros.

La semana pasada entró en servicio la variante de Herencia y a partir de mañana se podrá circular por la variante conjunta de Alcázar de San Juan y Campo de Criptana. Se consigue así, ha asegurado el consejero, “insertar de manera más efectiva estas importantes poblaciones manchegas en la red de alta capacidad, aprovechando la Autovía de los Viñedos, y evitar que el tráfico pesado las atraviese”.

De esta forma, se mejora de manera sustancial la seguridad, tanto para conductores como viandantes, al quedar reducido el tráfico que atraviesa estos núcleos de población calculado en 7.000 vehículos al día de los cuales una parte importante son pesados.

Además, la nueva variante va a generar sinergias que permitirán reducir costes, ahorrar tiempo, aumentar la comodidad y mejorar la seguridad de todos los usuarios de la carretera.

La accesibilidad de la zona y su inserción en la red de carreteras, especialmente la de alta capacidad, ha finalizado Sánchez Pingarrón, va a mejorar significativamente con la nueva variante, creando nuevas oportunidades para el desarrollo y el progreso en la comarca.

Características de la variante

La construcción de esta variante beneficiará directamente a los habitantes de Herencia, Alcázar se San Juan y Campo de Criptana, unos 55.000, así como a los usuarios de la carretera CM-420.

La variante se ha diseñado con una anchura de 9 metros, con calzada de 7 metros y arcenes de 1 metro. En la variante se han ejecutado seis glorietas: la primera y la quinta dan continuidad a los caminos de servicio existentes, la segunda sirve para conectar con la carretera CM-3105, la tercera resuelve la intersección con la carretera CRP-1223, la cuarta conecta con la CRP-1222 y por último, la sexta devuelve el tráfico a la CM-420 al final de la semivariante.