El Centro cultural rabanero acoge este sábado "El baile de los instantes muertos" a beneficio de la Asociación prosaharaui "Oasis"

La Comarca

18/05/2011

(Última actualización: 18/05/2011 12:00)

Imprimir

Dentro de la programación cultural de primavera del Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava, el Centro Cultural de esta localidad ciudadrealeña va a acoger este sábado, 21 de mayo, la representación de teatro para adultos titulada ‘El baile de los instantes muertos’.

La cita tiene nuevamente carácter benéfico, dado que los dos euros establecidos en cada entrada serán destinados a la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui ‘Oasis’, entidad benéfica local que contribuye a diferentes programas de este pueblo desplazado y en especial con sus niños.

En cuanto a la función, un drama para adultos dirigido por Miguel Ángel Berlanga, será ofrecida a partir de las 21,00 horas por la compañía tomellosera Carpe Diem, que recibió por este montaje el segundo premio de la XX Muestra de Teatro de la Diputación Provincial de Ciudad Real.

Esta obra original se adentra en eso que dicen, que poco antes de morir se ve pasar ante los ojos la propia vida como si fuera una película. Partiendo de una premisa, Manuel, junto con un compañero un tanto ‘incómodo’, volverá a recorrer, en esta ocasión como espectador, algunos pasajes de su adolescencia. Familiares, amigos y conocidos volverán a acompañar al protagonista a través de sus recuerdos.

Unos recuerdos que, como comprobarán los vecinos de Argamasilla de Calatrava, a veces están olvidados porque duelen demasiado para convivir con ellos; a veces están dulcificados porque así es más fácil seguir adelante; a veces están manipulados porque preferimos creer que las cosas sucedieron como hubiera gustado que fueran y no como ocurrieron realmente.

En un momento de esta obra, Manuel desvelará que “las fotografías, junto con los recuerdos, siempre serán montones de instantes muertos”, pero también se agradece a aquellos con los se comparte el presente y que se convertirán en los recuerdos del mañana, con la esperanza de que no se conviertan en esos ‘instantes muertos’ sino todo lo contrario.