Cultura

Presentado por Ediciones Martínez Roca

Tres almas para un corazón, de Guillermina Mekuy

La Ministra de Cultura de Guinea presenta su tercera novela, una historia basada en hechos reales que nos acerca a la cultura africana y a su manera de entender la poligamia como forma de unidad familiar.

José Belló Aliaga

18/05/2011

(Última actualización: 18/05/2011 12:00)

Imprimir

En rueda de prensa, en el Hotel Intercontinental de Madrid, en Paseo de la Castellana número 49, se ha presentado recientemente el libro Tres almas para un corazón, del que es autora Guillermina Mekuy, Ministra de Cultura de Guinea Ecuatorial, que estuvo acompañada durante el acto por el Director General del Libro, Rogelio Blanco; Enrique Cerezo, el conocido Presidente del Atlético de Madrid, que en esta ocasión estuvo en calidad de Presidente de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA), y Javier Ponce, Editor de Ediciones Martínez Roca.

La obra

Tres almas para un corazón, es una obra clave para acercarse a la cultura africana y a su manera de entender la poligamia como forma de unidad familiar.

Es una novela basada en personas y hechos reales. Tres historias cercanas, próximas y que tocan la fibra más sensible y que giran en torno a un tema tabú en algunas sociedades y absolutamente normal en otras: la poligamia, un elemento cultural en algunos países africanos. La poligamia ha de entenderse como una forma de unidad familiar ancestral basada en el concepto de los hijos como eje de la familia, como cohesión social.

Se indaga qué hay en la poligamia de verdad o de engaño, de elección o imposición, de acatamiento o libertad. Hay una comparación entre las relaciones entre hombres y mujeres que en ella se establecen con las formas de amor más aceptadas en otras partes del mundo.

Protagonistas femeninas

Las tres protagonistas femeninas del relato son: Melba, una mujer que desde niña ya tenía su destino marcado, Zulema, una joven que provenía de una familia pobre y sin recursos que tuvo que sobreponerse a la muerte de su hermana pequeña, y Aysha, una mujer culta y preparada que estudió periodismo en La Sorbona de París. ¿Qué tienen en común estas tres mujeres que las hará conocerse, enfrentarse, apoyarse, odiarse y comprenderse mutuamente? Que son esposas del mismo hombre, Santiago Nvé Nguema.

Hijo único, aunque proveniente de una gran familia, se licenció de Derecho y Económicas, y en la actualidad posee una de las productoras más importantes de África. Con Melba lleva casado veintiséis años, aunque de la unión no nacieron hijos. Con Zulema se casó cuando tenía cuarenta años y ella veinticuatro. Actualmente llevan una decena de años casados y Zulema es la única esposa que le ha dado hijos. Cinco años de amor y de matrimonio polígamo duró su relación con Aysha, algo que le costó aceptar a una mujer joven y avanzada como ella. Cuando Aysha vio que su futuro era ser, solamente, para siempre, la tercera esposa en un matrimonio polígamo, se fue.

De gran utilidad

El libro servirá a muchas personas para emocionarse y también para reflexionar. Estas confesiones crearán, con seguridad, un debate importante no solo en España y Guinea, de donde es la autora, sino en otras partes del mundo, como por ejemplo Francia, donde hay una gran polémica, o Estados Unidos.

El tema, después de tantos siglos de existencia, ha cobrado gran actualidad. No sólo por los países emergentes del continente africano sino también por el fenómeno migratorio en Europa, la revisión de planteamientos en las relaciones matrimoniales en todo el mundo.

Guillermina Mekuy

La autora de Tres almas para un corazón, Guillermina Mekuy, nació en Guinea Ecuatorial pero desde su infancia ha vivido en España, donde finalizó sus estudios licenciándose en Derecho y Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Madrid.

En 2008 regresó a Guinea Ecuatorial. Tras ocupar el cargo de Secretaria de Estado de la Presidencia de Gobierno, Titular del Departamento de Bibliotecas, Archivos, Museos y Cines, es actualmente Ministra de Cultura.

Con apenas veinte años publicó su primera novela El llanto de la perra, a la que siguió Las tres vírgenes de Santo Tomás, con la cual se reafirmó como gran escritora tanto en el panorama literario nacional como internacional.