Región

Así lo ha anunciado Sánchez Pingarrón

La autovía de La Sagra mejorará la competitividad de nuestras empresas y fomentará el desarrollo económico y social de los municipios de La Sagra

A partir del 4 de mayo, comenzarán a funcionar 46 kilómetros de la Autovía de la Sagra entre la A-5 a la altura de Valmojado y Añover de Tajo.

La Comarca

03/05/2011

(Última actualización: 03/05/2011 12:00)

Imprimir

El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, ha anunciado hoy en Toledo que mañana, 4 de mayo, entrarán en servicio 46 kilómetros de la Autovía de La Sagra -entre la A-5 a la altura del municipio de Valmojado y Añover del Tajo (Toledo)- una nueva infraestructura “que atiende las necesidades de comunicación de una de las comarcas que ha experimentado un mayor crecimiento demográfico y empresarial en España”.

En concreto, ha asegurado Sánchez Pingarrón, son 46 kilómetros de autovía compuesta por dos tramos. El primer tramo que cuenta con 29 kilómetros y comienza en la A-5 a la altura del municipio de Valmojado y llega hasta el enlace sobre la A-42 al sur de Illescas, y un subtramo del Tramo II que se inicia en la A-42 y se prolonga 16,5 kilómetros hasta Añover de Tajo (Toledo).

Con esta infraestructura, ha destacado el consejero, “vamos a conseguir mejorar la competitividad de nuestras empresas al reducir los tiempos de recorrido y al reforzar la seguridad vial evitando el paso del tráfico por el interior de las poblaciones”.

Asimismo, el consejero ha destacado que “el tráfico previsto para los tramos que entran en servicio a partir de mañana es de 7.461 vehículos/día, de los cuales, 1.221 son vehículos pesados”.

Sánchez Pingarrón ha recordado que “la Autovía de La Sagra servirá también como vaso comunicante a la red radial de alta capacidad al norte de Toledo, y fortalecerá enormemente la cohesión y el mallado de la red secundaria. En total son 33 municipios y cerca de 200.000 personas las que se beneficiarán directamente de esta nueva autovía”.

En este contexto, el responsable autonómico ha manifestado que “esta infraestructura supone más comodidad en los desplazamientos; más seguridad para los conductores y los residentes en los municipios, porque saca el tráfico de sus calles; y más vertebración territorial, porque enlaza con todas las carreteras regionales facilitando las comunicaciones y la relación entre municipios”.

Tramos I y II

En cuanto al tramo I cuenta con una longitud de 29,5 kilómetros y su construcción fue adjudicada por 122,5 millones de euros. El corredor en el que se asienta su trazado es paralelo a la CM-4004, discurriendo entre los términos municipales de Valmojado, Casarrubios del Monte, Chozas de Canales, Palomeque, Lominchar, Cedillo del Condado, Yuncos e Illescas.

La sección de la autovía, a la que se ha denominado CM-41, cuenta con una doble plataforma asfaltada de 10,5 metros, con dos carriles por sentido y una mediana de 5 metros, además de seis viaductos destacando el proyectado sobre el río Guadarrama con una longitud de 500 metros repartidos en 12 vanos y una altura de pilas de hasta 35 metros.

Una vez atravesada la autovía Madrid–Toledo, se inicia el segundo tramo, compuesto por dos ejes divergentes que finalizan en sendos enlaces con el futuro Tramo III. El primero de estos ejes, que se denominará A-43, se inicia en la A-42 y se prolonga 16,5 kilómetros hasta Añover de Tajo.

El segundo, de 16 kilómetros, tiene el mismo origen y conecta con la finalización del tramo III en las proximidades de las autovías A-4 y R-4 dentro del Término Municipal de Borox.