Puertollano

Celebrado durante la tarde de este sábado en la Concha de la Música

El pregón del carnaval 2011 en Puertollano fue todo un homenaje a José Aguilar "Josito"

Antes de llegar a la concha, y después de la concentración previa en la plaza del ayuntamiento, la comitiva carnavalesca pasó por la casa de José Aguilar para realizarle un emotivo homenaje

La Comarca

05/03/2011

(Última actualización: 05/03/2011 13:00)

Imprimir

Después del multitudinario desfile infantil de la mañana del sábado, a las 16:30 horas comenzaba la concentración de peñas y máscaras a las puertas del ayuntamiento de Puertollano y del Museo Municipal. Allí les esperaban, y también disfrazados como era de esperar, los responsables de la concejalía de festejos, Santos Espejo (quien fuera el mascarón del pasado año) y Domingo, con el edil Luis Miguel Ortiz, todos ellos vestidos de polichinela, y el pregonero y presentador Benjamín disfrazado de Josito. Además del público allí congregado que, por el cambio de horario, la crisis o el frío, era en menor número en 2010, igual que los integrantes de las peñas y las mascaras que también han descendido en un año donde todo el carnaval de Puertollano homenajea al gran mascarón José Aguilar “Josito” recientemente fallecido.

Mucha originalidad

A pesar de todo, brilló la originalidad de los disfraces salpicada por la alegría de quienes los portaban como el fakir Benito Ruiz que sorprendió a todos con su cobra amaestrada y de Paco “el pescadero” que tuvo que auxiliarle en más de una ocasión para que no se les escapara la “bicha”. También estaba por allí el polichinela Espejo buscando su sombrero, negro y con azul fosforito, que ya que no aparecía fue sustituido al final por una clásica mascota negra, que además era impermeable, del “apoderao de Benjamín” a quien se la birlaron al vuelo.

Y no podían faltar Ni El Capitán Lauri Trueno ni Goliath quienes después de ajustar cuentas con Balbino "Aladín" fueron a la caza de los "moravi" de Vaya Trola para cabar haciendo las paces y desfilando con ellos.

Formaban parte también de esta concentración la orquesta Tatúm Tatún , que animó con su música en todo momento: El Centro de Mayores I y II de Puertollano; Las asociaciones de padres y madres de “Aldabón”; “El Alboroto” de la Escuela Básica de Adultos de la Asociación de Vecinos Fraternidad; Las Indomables; Vaya Trola como “Los Moravi” y “Los porrascazos”.

A casa de Josito

Todos ellos partieron desde el lugar de la concentración para pasar por la puerta del gran Josito donde le rindieron homenaje tañendo la popular campana, que estaba puesta en la puerta como cuando él vivía y abría la pequeña ermita de san Antonio instalada de siempre en la que era su casa.

En la concha

Después de este emotivo acto, partieron todos a la concha donde el maestro de ceremonias, Benjamín Hernández, cedió la palabra en primer lugar al concejal de Festejos, Luis Miguel Ortiz, quien en una breve intervención recordó que este carnaval va por Josito animando después a todos los presentes a disfrutar de él.

Más tarde se procedió al nombramiento de la mascarona del 2011, Teresa Luna Raya, con la intervención del mascarón del año pasado, Santos Espejo, que precedió a las palabras de la nueva mascarona. Una mujer que ha vivido de siempre el carnaval antes con la asociación de amas de casa “El Timón” de Puertollano, cuyas representantes también estaban por allí, y en la actualidad con el Centro de Mayores.

Benjamín Hernandez, presentador y pregonero una vez más, tomó inmediatamente después la palabra para impartir un divertido, aunque algo grosero como él mismo lo definió, pregón de carnaval que aquí reproducimos tanto en texto como en sonido.

Tras su intervención se procedió a la entrega de un queso, este año no ha habido jamón, una caja de cervezas y un pack de Coca Colas con botellas de 2 litros, a todas las peñas y personas llamadas al escenario, para finalizar con el fin de fiesta de “La Banda del Capitán Canalla”.

El carnaval continúa con la ruta nocturna

Pero el carnaval no acaba aquí, como recordaron tanto el concejal como el pregonero, porque a las 20 horas seguía con la ruta nocturna de carnaval que tanto éxito está obteniendo.

PREGÓN DE CARNAVAL

PUERTOLLANO 2011. CIUDAD EUROPEA DEL DEPORTE

Benjamín Hernández Caballero

Puertollanenses, puertollanensas, mascaritas, mascarones, mariquitas, maricones, prostitutas y putones. Amigas y amigos todos.

Un año más, “sos” echo el pregón del Carnaval.

Sí, ya lo sé. ¡Qué cansino! Y qué cansinos vosotros por aguantarme…

Mi amigo Vicente Usero lo dice claramente: soy el Mubarak del Carnaval, el Gadafi de las Máscaras.

Os vais a tener que amotinar en la fuente agria “pa” echarme.

De verdad que este año, sí que tenía que estar aquí, para hacer el homenaje a José Aguilar Fernández, nuestro JOSITO.

Nos ha dejado, esta vez sí. El Rey sin sucesores del carnaval de Puertollano, el gran artista, el gran defensor de la verbena de San Antonio, el gran transformista, el gran subversivo de Puertollano, el gran minero.

Josito sacudió muchas veces a Puertollano desde las mismas entrañas del fascismo cuando se travestía en carnaval y cuando desafiaba la celebración de la verbena de junio, prohibida también en nuestra ciudad porque era, realmente, un homenaje a los fusilados en tal día cuando acabó la guerra civil.

Josito fue minero en un mundo macho que, después de haberse reído (muchas veces burlado) de él, aprendió a respetarle como a nadie.

Josito, que en la mina era la alegría de sus compañeros, defendió su diferencia siempre, pero eso sí, una vez, me contaba, un compañero le faltó al respeto y su carbura voló de tal modo que, si no se agacha, le arranca la cabeza.

Porque Josito era especial, pero tenía un par… y era grande y fuerte, y su amaneramiento no escondía un poderío que salía tanto actuando como trabajando.

Las circunstancias de la época impidieron que se fuera de bolos con los más grandes. Le quisieron Concha Piquer, Juanita Reina, Marifé de Triana, Pepe Marchena y Juanito Valderrama, porque se hacía unos trajes impresionantes y bailaba como un auténtico profesional.

El tener que cuidar a su madre, impedida, durante más de cuarenta años, hizo que se conformara con vestirse como Miguel de Molina, o como Carmen Amaya, haciéndole disfraces y vestidos a quienes se lo pedían, manteniendo la verbena de San Antonio y la capilla que todavía se ve.

El carnaval era cosa suya. En los años del franquismo se hizo imprescindible y sufrió más de una paliza de las fuerzas del orden, que también se llevaron algún que otro mamporro, porque ha sido siempre muy hombre.

Fue el primer mascarón de la democracia. Para mí, el más grande. Ahora, el ayuntamiento le ha puesto su nombre a un premio. Le hace falta una avenida. Su último baile, con riesgo de su vida, lo hizo conmigo en el escenario. Iba vestido con una bata de cola y desató el aplauso general de un público que le ha querido mucho.

Porque cuando lo de la liberación gay era motivo de cárcel, él incendió, con risa y con cojones, el escándalo de una sociedad maniatada física y cerebralmente. Liberándose él liberó un mucho a Puertollano.

¿Os acordáis de “Esta voz es una mina”? Allí estaba Josito, gigantesco, al lado de Antonio Molina, en el grupo de trabajadores que cantaba “Cantar, cantar”, que todos conocemos como “Soy Minero”.

Siempre le recordaremos. Porque va a estar, cada carnaval, cada verbena, luciendo una camisa de volantes y chorreras, y llevando, como nadie, el sombrero cordobés.

Hoy no me preguntéis de qué voy vestido. Voy disfrazado de Josito.

Ya sé que nunca podré llegar a su gracia.

Pero, en su recuerdo, ya sabéis lo que toca:

¡QUÉ ALEGRÍA, QUÉ ALEGRÍA, TENGO EN EL CHOCHO METÍA!

¡PECA, PECA, QUE AL QUE NO PECA, SE LE SECA!

¡ALCALDESA CULIPARDA,

BARRE PRIMERO TU CASA!

¡PUERTOLLANO IS NOT CULIPARDIA!

¡ESTE CARNAVAL, LA VAMOS A LIAR.

VA POR TI, JOSITO!

¡VIVA EL CARNAVAL!

¡VIVA PUERTOLLANO!

Adjuntos

Pregón integro de Benjamín Hernández, disfrazado este año de Josito:

Saludo del concejal:

Intervención del mascarón del pasado año, Santos Espejo:

Discurso de la mascarona del 2011, Teresa Luna, en su toma de investidura: