Región

Castilla-La Mancha contará con 3 centros de referencia nacional

El gobierno regional apuesta por la formación y los sectores emergentes como clave de desarrollo

La consejera de Empleo, Igualdad y Juventud, Paula Fernández, ha inaugurado este martes en Ciudad Real el XII Comité Nacional de Certificados de Profesionalidad. Al encuentro, que se clausurará mañana miércoles, asisten representantes de todas las comunidades autónomas y la subdirectora general adjunta de Políticas Activas de Empleo, Begoña Herranz Sebastián.

La Comarca

01/03/2011

(Última actualización: 01/03/2011 13:00)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha es “consciente de los retos que el futuro nos marca en materia económica y laboral”, razón por la que “estamos realizando una firme apuesta por mejorar la formación de nuestros trabajadores y desempleados”, al mismo tiempo que “estamos redirigiendo esta formación hacia sectores con grandes expectativas de futuro”.

Todo ello forma parte de una “estrategia de futuro que redundará en beneficio no sólo de nuestros trabajadores y desempleados”, sino que además “contribuirá a hacer más competitivas nuestra economía y nuestro tejido empresarial”.

Así lo ha asegurado en Ciudad Real la consejera de Empleo, Igualdad y Juventud, Paula Fernández, quien ha presidido este martes el XII Comité Nacional de Certificados de Profesionalidad, al que ha asistido la subdirectora general adjunta de Políticas Activas de Empleo, Begoña Herranz Sebastián, y en el que han participado representantes en la materia de todas las comunidades autónomas.

La responsable regional de Empleo ha detallado a los asistentes el contenido del manual de buenas prácticas en materia de formación que se viene realizando por parte del Ejecutivo autonómico. Unas políticas que tienen como referencia “los principios de la llamada Tercera Revolución Industrial que estamos viviendo” y que pone de relieve la importancia de “las energías limpias, el respeto al medio ambiente, el conocimiento y el talento de las personas” y por ende de “la profesionalización de las personas como elemento estratégico de primer orden”.

Paula Fernández ha puesto de manifiesto la relevancia de apostar por “trabajadores más y mejor formados”, ante un futuro “no ya tan lejano” en el que “el 85% de los empleos que va a demandar el mercado de trabajo va a requerir personal cualificado”, tras décadas de sobreexplotación de sectores que precisaban mucha mano de obra poco cualificada.

En este sentido, ha asegurado que “en Castilla-La Mancha, llevamos ya tiempo trabajando para estar en condiciones de afrontar los retos de la nueva era”. Así, el Gobierno regional ha puesto en marcha una doble estrategia que “por un lado, apuesta por el incremento de la formación y la cualificación profesional de nuestros trabajadores y trabajadoras” y, por otro, “incide en el reconocimiento de las competencias profesionales que muchos de ellos ya tienen”, gracias a la experiencia laboral.

Una estrategia que tiene por finalidad “dotar al sistema productivo de los perfiles que necesita, y contribuir así a incrementar la productividad de las empresas y la competitividad de la economía”.

Paula Fernández ha explicado que esa formación “debe ir indisociablemente unida a una apuesta por el conocimiento de las TIC, las energías limpias y el respeto al medio ambiente”, sectores en donde se encuentran, junto a las profesiones del ámbito socio-sanitario, “los yacimientos de empleo del futuro”.

La titular regional de Empleo ha señalado que “en Castilla-La Mancha, la formación y la cualificación de los trabajadores es un objetivo prioritario” y, en este sentido, ha subrayado que en este capítulo “destinamos casi el 50% del presupuesto total de nuestras políticas activas de empleo”. Unas políticas que, en 2011, contarán con una inversión de 117 millones de euros y que, durante los últimos 4 años, ha contado con una inversión de cerca de 500 millones de euros, y que ha permitido “que cerca de 150.000 trabajadores hayan seguido acciones de preparación para su futuro”. Una formación, ha señalado, “de calidad”, que ha contado con un “riguroso sistema de evaluación” y que ha cosechado resultados de hasta un 70% de inserción laboral.

Certificados de profesionalidad

Por otra parte, Paula Fernández ha enumerado los pasos dados por el Gobierno de Castilla-La Mancha en el proceso de acreditación de competencias. Entre estos, la creación de un Registro de Certificados de Profesionalidad con más de 5.500 inscritos o la puesta en marcha de un dispositivo de acreditación de competencias en el sector de la dependencia y atención infantil, que va a reconocer las competencias de cerca de 750 profesionales y que se suma a las más de 800 acreditaciones que se llevaron a cabo en 2008 en sector de los profesionales forestales.

Asimismo ha hecho referencia a la “formación de calidad y acreditable que venimos impartiendo en Castilla-La Mancha”. Es el caso de la programación de acciones de formación regional que, este año, tendrá un 60% de acciones dirigidas a la consecución de certificados de profesionalidad y que desde 2009, “nos ha permitido facilitar la realización de acciones de competencia a más de 17.000 trabajadores” en 19 familias profesionales diferentes.

Entre otras, Paula Fernández también ha destacado la puesta en marcha del Plan para la Reducción del Abandono Escolar y la creación del primer Centro Integrado de la región de Albacete, “único centro público de formación profesional de España certificado para conseguir dos licencias de mantenimiento aeronáutico”.

Un centro que, además, se suma al Centro de Excelencia de Formación Aeronáutica de Puertollano y que convierte a Castilla-La Mancha, junto a Cataluña, en “la Comunidad Autónoma más avanzada en materia de formación profesional aeronáutica de carácter público”.

Asimismo, en Castilla-La Mancha, ha señalado Fernández, “hemos elaborado un Mapa de Necesidades Formativas de Castilla-La Mancha” y, entre otras medidas, “hemos aprobado Acción Joven, una batería de acciones dirigidas a la promoción del empleo de los trabajadores y trabajadoras más jóvenes, a través de la orientación y la formación acreditada”, del que se beneficiarán más 10.000 personas.

Centros Nacionales

La jornada se ha desarrollado en el Centro Nacional de Formación Profesional de Ciudad Real, cuyas instalaciones han sido visitadas posteriormente por los asistentes al encuentro. Se trata de uno de los dos centros de estas características con que cuenta Castilla-La Mancha y “en los que se imparten formación de calidad en familias profesionales con alta salida en el mercado de trabajo”.

El de Ciudad Real es referente nacional en industria agroalimentaria y de bebidas y tiene concedida también las especialidades de grasas y aceites. El otro centro se encuentra en Guadalajara, y tiene las especialidades de energía y agua.

Castilla-La Mancha sumará un centro más de estas características en el futuro parque tecnológico de Illescas (Toledo), en donde se ubicará el centro de referencia en la especialidad de materiales compuestos de fibra de carbono. Los dos centros abiertos se convertirán en Centros Nacionales de Referencia en la Formación en este año 2011.