El Grupo Socialista del Ayuntamiento de Granátula de Calatrava asegura sentirse impotente ante la actitud "dictatorial" de la alcaldesa

Los concejales socialistas fueron expulsados injustamente del Salón de Plenos sin poder realizar las preguntas de control a la alcaldesa.

La Comarca

22/02/2011

(Última actualización: 22/02/2011 13:00)

Imprimir

El PSOE de Granátula de Calatrava continúa recibiendo un trato antidemocrático en los Plenos del Ayuntamiento granatuleño, pues una vez más, los representantes socialistas han sido expulsados injustamente por la alcaldesa, María del Carmen Estévez.

Tal y como confiesa Fabriciano Gómez, portavoz del partido socialista de esta localidad ciudadrealeña, “no nos dio la opción al grupo municipal socialista de defender los puntos 7 y 9 que incluso se negó a facilitarnos como nos consta por escrito, alegando por parte de la señora alcaldesa que se nos facilitaría verbalmente en el transcurso de la celebración del mismo pleno”.

Así pues, los concejales socialistas del Ayuntamiento de Granátula de Calatrava tuvieron que “padecer una impotencia ante la serie de mentiras y difamaciones, sin darnos ningún momento la oportunidad de esclarecer todas y cada una de las mentiras vertidas contra nosotros, presuntamente con el afán de desprestigiarnos ante las próximas elecciones municipales”, explica Gómez.

Éste, además, advierte del comienzo de la campaña electoral por parte de la actual alcaldesa granatuleña, pues “tuvimos que escuchar un mitín político” en lugar de atender la moción presentada por el Grupo Municipal Socialista en relación a la residencia de mayores, la cual la alcaldesa “se negó a leer a pesar de estar incluida en el orden del día, así como su negativa por escrito de no facilitar dicha documentación”.

Una moción que correspondía al punto 9 del orden del día y que llevaba como objeto de un acuerdo consensuado por todos los grupos políticos con el objetivo de garantizar el bienestar de nuestros mayores así como la permanencia de los puestos de trabajo ,así mismo muestran su preocupación que tras la inspección realizada por la Consejería de Salud y Bienestar Social el día 16 de diciembre de 2010 en un informe negativo de numerosas carencias sin que hasta el momento se hayan tomado medidas por éste equipo de gobierno.

Tanto Fabriciano Gómez como su compañero socialista Santiago Carnero fueron expulsados del Salón de Plenos, “por lo que no pudimos exponer las preguntas que llevábamos preparadas para este Pleno”, explican los concejales socialistas del Ayuntamiento granatuleño. Unas preguntas, como por ejemplo el pleno extraordinario que hubo que convocar por el entonces alcalde socialista Fabriciano Gómez “ante la irresponsabilidad de ustedes y del Partido Popular el 21 de diciembre del 2009 porque cumplía la solicitud de una subvención para el POM: y pregunto ¿cómo va dicha subvención?”, cuestión que no fue resuelta por la alcaldesa.

Entre esas preguntas preparadas por los socialistas y que la alcaldesa les impidió realizar en el pleno al expulsarlos del mismo, se encontraba la de porqué se vuelve a cambiar de ubicación el mercadillo, “ya que según los dueños de los puestos, están mejor en la plaza que detrás de la iglesia por el frío que hace a ser umbría”, habiendo sido la propia alcaldesa una de las mayores defensoras de que “la plaza era el mejor sitio del pueblo para la instalación del mercadillo”, explica Gómez.

Así pues, una vez más la alcaldesa tránsfuga actúa según sus propios intereses, haciendo oídos sordos a las peticiones de los vecinos de Granátula de Calatrava, así como de los concejales socialistas que velan por el buen funcionamiento del Ayuntamiento de la localidad.