Nacional

El pago de la deuda hipotecaria con la entrega de la casa puede ser una solución para muchas familias sobreendeudadas

UCE-Castilla-La Mancha valora positivamente el auto de la audiencia provincial de Navarra

La Comarca

02/02/2011

(Última actualización: 02/02/2011 12:00)

Imprimir

La Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha-UCE valora positivamente la decisión de la Audiencia Provincial de Navarra que en su Auto 111/2010 establece que la entidad bancaria, que ya se había adjudicado el inmueble por el 50% del valor de la tasación, no puede seguir reclamando la deuda restante a la familia. Este dictamen judicial considera suficiente la entrega de una casa para saldar la deuda hipotecaría.

UCE considera que el Auto abre el debate a muchos posicionamientos jurídicos defendidos por las organizaciones de consumidores y que , hasta la fecha, no se había atrevido ningún Tribunal a reconocer de forma tan clara. El texto jurídico, a pesar de que impone valores morales y afecta al valor de las garantías jurídicas, es muy razonable. El magistrado basa su resolución en el artículo 3 del Código Civil , que en su apartado 1 señala que “las normas se interpretarán según la realidad del tiempo en que han de ser aplicadas”. Esta base legal, permite destacar la existencia de una “mala praxis del sistema financiero”, una situación que según cita el auto literalmente “ ha desembocado en una crisis económica sin precedentes desde la gran depresión de 1929”. Además, en dicho texto se reconoce la necesidad de adaptarnos a las nuevas circunstancias socio-económicas, producto de una “importantísima crisis reconocida por los diferentes políticos del país, expertos en economía y lideres mundiales”.

La Audiencia Provincial de Navarra considera que el banco había tasado la vivienda por una cantidad que satisfacía con creces la deuda hipotecaria que recaía sobre la familia. El Auto recuerda que las entidades bancarias tienen una “responsabilidad insoslayable” en la crisis que estamos padeciendo, y que es precisamente esta crisis la que ha dejado en paro y sin ingresos a muchas familias que en estos momentos no pueden hacer frente al pago de la hipoteca.

La entidad bancaria basaba sus argumentos en que la vivienda había perdido valor y por lo tanto, era necesario volver a recalcular la deuda con la familia. Sin embargo, el Auto considera que “moralmente es rechazable que se alegue, para intentar continuar la ejecución, la perdida de valor de la finca que servía de garantía al préstamo, considerando que dicha pérdida de valor es directamente achacable a la crisis económica”.

UCE reconoce que, a pesar de que el Auto no crea jurisprudencia, abre el debate público y crea líneas de defensa para muchos ciudadanos que son víctimas de los abusos de las entidades financieras, es decir personas que han perdido la vivienda y siguen pagando el crédito hipotecario. También hay que destacar que este pronunciamiento es un claro ataque a los pilares del sistema de garantía hipotecaria, que permite cobrar la deuda con la entrega de la vivienda más otros activos que cubrirían intereses.

El Auto responde así a la demanda de una entidad financiera que quería seguir con la ejecución de una deuda hipotecaria, sumando costas y liquidación de intereses, a pesar de que un Juzgado de Primera Instancia, consideró que no había lugar a continuar con un procedimiento de ejecución después de que la entidad financiera embargara la vivienda en garantía de préstamo y se le adjudicara al quedar desierta la subasta que se convocó.