Provincia

Las brigadas de la Diputación trabajan para devolver la normalidad en la medida de lo posible

Nueve carreteras de la red provincial permanecen cortadas a causa de la lluvia

La Comarca

07/12/2010

(Última actualización: 08/12/2010 12:00)

Imprimir

Las abundantes lluvias caídas en el territorio ciudadrealeño en las últimas horas, sobre todo en el sureste de la demarcación, han provocado el corte de nueve carreteras pertenecientes a la Red Provincial, que está gestionada por la Diputación. El presidente de la institución provincial, Nemesio de Lara, ha declarado que las brigadas que operan en el área afectada se han incorporado en su totalidad, incluso los efectivos que disfrutaban del puente de la Constitución, para realizar con celeridad los trabajos que se requieren y poder devolver así la normalidad en la medida de lo posible.

Ha precisado, no obstante, que se están llevando a cabo tareas de limpieza del firme, en el caso de los desprendimientos, pero será necesario esperar a que cesen las lluvias para llevar a cabo otras actuaciones sobre los puntos más afectados por el agua.

En concreto, no permiten el tráfico rodado las carreteras CR-611, de Torrenueva a Castellar de Santiago; la CR-614, de Torrenueva a Torre de Juan Abad; la CR-623, de Torre de Juan Abad a Almedina; la CR-6112, de Torrenueva hacia la carretera que une Valdepeñas con Cózar; y la CR-5002, que va hacia el Hoyo de Mestanza, por lo que esta entidad de ámbito inferior al municipio (EATIM) está aislada ya que es la única vía que da acceso a la citada población.

De Lara ha explicado también que la CR-5042, que une Viso del Marqués con San Lorenzo de Calatrava permanece igualmente cortada por las grandes balsas de agua y torrentes. Por las mismas causas, según ha indicado, está cortada la CR-5044, de San Lorenzo de Calatrava a Mestanza, en el punto kilométrico que a principios de año la Unidad de Emergencia (UME) del Ejército español procedió a instalar un pontón militar para permitir el paso.

El presidente de la Diputación ha lamentado que el tramo que ha sido habilitado para permitir el paso de los vehículos hasta que se construya el puente definitivo haya resultado seriamente afectado por el agua.

Por otro lado, la carretera CR-6311, de Villanueva de la Fuente a Montiel registra, asimismo, problemas de la misma naturaleza y por idénticas causas. Y en el trozo de carretera que une el núcleo urbano de Ruidera con las lagunas, perteneciente a la CR-650, se han detectado igualmente grandes balsas de agua que impiden la circulación.