Región

La directora general de Desarrollo Rural participó hoy en las IV Jornadas de monda de Azafrán de la Mancha en Madridejos (Toledo)

El gobierno regional anima a los agricultores a incorporarse al cultivo del azafrán por su rentabilidad

Ana Isabel Parras pudo compartir todo el proceso de recogida, monda y tostado de este cultivo con un marcado carácter familiar y artesanal y donde las mujeres tienen un papel fundamental para obtener un producto que es orgullo de la región y que le ha valido ser calificado por los expertos como el mejor del mundo.

La Comarca

26/10/2010

(Última actualización: 27/10/2010 12:00)

Imprimir

Con el inicio durante esta semana de la recogida y monda del azafrán en La Mancha, la directora general de Desarrollo Rural, Ana Isabel Parras, acompañada del presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Azafrán de la Mancha, Antonio García, asistió hoy a las IV Jornadas de monda de Azafrán de la Mancha que se están celebrando en Madridejos (Toledo).

Ana Isabel Parras pudo compartir todo el proceso de recogida, monda y tostado de este cultivo, con un marcado carácter familiar y artesanal, pues como dijo “son precisamente las familias y especialmente las mujeres las transmisoras desde generaciones de esta tradición que con tanto esmero y habilidad realizan para obtener un producto, que es orgullo de la región y que le ha valido ser calificado por los expertos como el mejor del mundo”. De hecho, señaló, es el único producto agroalimentario español como el mejor del mundo.

Además destacó el papel activo que tiene la mujer dentro de esta labor tan minuciosa, siendo un nicho de empleo esencial para este colectivo en las comarcas rurales que son las principales productoras de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

Parras destacó la fortaleza del sector del azafrán, pues es el cultivo con mayor rentabilidad en el mercado, con más demanda que producción, consolidándose como una industria muy fuerte especialmente dirigida al exterior. “El 80% de la producción se destina a países de Centroeuropa, Estados Unidos o países árabes y solo un 20% de queda en el mercado nacional” apuntó.

“Es necesario animar a los agricultores de la región para que incorporen este cultivo sus planes de siembra, pues es uno de los que mayor rentabilidad tiene en este momento“, de hecho este año el precio del kilo del azafrán puede rondar los 3.000 euros.

En la actualidad, la superficie de azafrán en Castilla-La Mancha representa prácticamente la totalidad de la superficie dedicada a este cultivo a nivel nacional, con unas 100 hectáreas, y concentrándose aquí el 90% de la producción de toda España, con cerca de una tonelada. El número de productores inscritos en la Denominación de Origen Azafrán de La Mancha es de aproximadamente 300, además de 6 empresas envasadoras.

En este sentido, Ana Isabel Parras destacó el apoyo que el Gobierno regional está realizando a este sector, a través de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, para dar solución a uno de sus principales problemas como es paliar la falta del bulbo del azafrán.

Para ello, se ha llegado a un acuerdo de suministros con la Fundación Valeriano González con el objetivo de que ceda parte de sus bulbos disponibles al Consejo Regulador y que éste los distribuya entre los agricultores que quieran incorporarse a dicho cultivo.

Además por primera vez desde la Consejería se va a financiar toda la maquinaria relativa a la implantación de bulbos y también, por primera vez en esta campaña, el azafrán se ha incorporado al Plan de Seguros Agrarios de Castilla-La Mancha, con su propio seguro combinado incluyendo garantías de daños excepcionales para el cultivo.