Región

El secretario del Grupo Popular propone otras cuentas y otro Gobierno“que bajen los impuestos y generen oportunidades”

Marín: “Los presupuestos de Barreda para 2011 suponen más despilfarro, más déficit, más paro y más recortes sociales”

Denuncia que Barreda y Araújo “parecen tomarnos por tontos” comparando estos presupuestos con los de 2007, en vez con los del año 2010: “Hay 209.6000 parados, 60.000 familias con todos sus miembros en paro, 30.000 negocios cerraron en 2009 y 18.000 en lo que llevamos de año, y con estos presupuestos habrá más paro, más déficit, más deuda, más pobreza y más cierres”

La Comarca

03/10/2010

(Última actualización: 03/10/2010 14:00)

Imprimir

El secretario general del Grupo Parlamentario Popular, Marcial Marín, criticó los primeros datos del borrador de los presupuestos regionales para 2011, a los que tildó como “los presupuestos del déficit, del despilfarro, de más crisis y paro, así como los presupuestos de los mayores recortes sociales y deuda de la historia”.

Marín lamentó las “vagas e imprecisas” declaraciones en las que tanto el presidente socialista de la Junta, José María Barreda, como su vicepresidenta, María Luisa Araújo, “parecen tomarnos por tontos”; cuando dicen que la prioridad es mantener el gasto social, intentando convencernos con el truco de la comparación de las partidas no con los pasados presupuestos (2010) -que es lo que se hace en todo análisis objetivo- sino con los de 2007, es decir hace 4 años para demostrar que crecen las partidas sociales.

Marcial Marín realizó la comparación con las cuentas generales del año en curso asegurando que “se descubre el gran engaño, ya que el gasto en área social cae 275 millones de euros, los que unidos a los 235 millones del plan oculto de equilibrio, nos demuestra claramente que están jugando con lo más sagrado: los mayores, los enfermos, los niños y su educación”. Por ello, señaló que se trata de unos presupuestos despilfarradores, pues queda demostrado que los gastos de funcionamiento – los de recolocados y de despacho- vuelven a recortar diferencias respecto de los gastos de actuación – los que corresponden a inversiones que crean riqueza y empleo-.

Los primeros ganan medio punto y los segundos pierden un punto, “luego se apuesta por el despilfarro y se penalizan las inversiones y las transferencias de capital que caen un 9,6%, significando más paro y menos carreteras”, aseguró el diputado popular.

Asimismo, Marín aclaró que los presupuestos de 2011 no contemplan estabilidad presupuestaria, sino un nuevo déficit de 473 millones de euros -de casi 80.000 millones de pesetas- que habrá que pagar emitiendo deuda pública y yéndonos a la friolera cifra de 6.500 millones de euros, una cifra insostenible para el futuro de esta tierra que no tiene capacidad de generar ingresos por encima de los gastos.

Presupuestos ineficaces

En este sentido, Marín precisó que "si reducen las inversiones un 9,6%, si el gasto social cae en 275 millones, si además caen las partidas de promoción empresarial y empleo en un 4,3 %, el I+D en un 5,2 y nos endeudamos para pagar un déficit generado por el despilfarro y aumento del gasto de despacho, especialmente de las empresas públicas y organismos autónomos de la Junta que se chupan 3.000 millones de euros, no hay que ser muy listo ni adivino para concluir que estos presupuestos 2011 suponen la puntilla para miles de agricultores, autónomos, empresas y familias que se luchan para llegar a fin de mes y por tener una esperanza en unos presupuestos que apostaran por ellos, por el crédito, por el campo, por la inversión, por la educación y por la sanidad bien gestionadas”.

Pero para Marín la realidad es bien distinta: hay 209.6000 parados, 60.000 familias con todos sus miembros en paro, 30.000 negocios cerraron en 2009 y 18.000 en lo que llevamos de año, y con estos presupuestos habrá más paro, más déficit, más deuda, más pobreza, más cierres…

Por todo ello, Marcial Marín lanzó un mensaje de alerta a Barreda y Araújo “para que devuelvan estos presupuestos a los corrales” y presenten otros radicalmente distintos que apuesten por la inversión, por el equilibrio presupuestario y la creación de empleo. En definitiva hacen falta, concluye Marín, “otros presupuestos y otro Gobierno que sea austero, baje los impuestos, realice reformas estructurales, facilite crédito y genere oportunidades a las PYMES, autónomos, familias y trabajadores como propone Cospedal”.

Adjuntos

Corte de audio de Marcial Marín hablando sobre "presupuestos del despilfarro":