Puertollano

Se han invertido unos 30.000 € y se han contratado a seis monitoras

125 niños han participado este año en la Escuela de Verano celebrada en el Centro de Juventud de Puertollano

J. Carlos Sanz

27/08/2010

(Última actualización: 27/08/2010 14:00)

Imprimir

Un total de 125 niños han participado durante los meses de julio y agosto en la Escuela de Verano, una iniciativa lúdico-didáctica que desde hace años puso en marcha la Concejalía de Juventud de Puertollano. Esta mañana, en el salón de actos del Centro de Juventud, tenía lugar el acto de clausura donde los pequeños han representado coreografías a los asistentes, principalmente padres y familiares.

“Los niños se lo han pasado de escándalo” resume de manera expresiva Eva Morales, Concejala de Juventud, que señalaba la valoración positiva que las actividades realizadas en la Escuela de Verano han tenido por parte de los padres. Talleres diversos, estructurados por quincenas, caso de la expresión corporal, manualidades, juegos, actividades físicas, plástica, animación a la lectura, nuevas tecnologías, fiestas temáticas y que se han visto acompañadas por salidas a diversas dependencias municipales como el ayuntamiento de Puertollano, la sede de la Policía Local y el Museo de la Minería.

30.000 € de presupuesto para este año

Actividades que han sido del agrado de los participantes y también de los padres como así han reflejado en las diversas encuestas de valoración que la coordinación del programa les facilitaba al terminarse cada quincena. Encuestas donde aparecía un apartado de sugerencias y mejoras del programa, que los padres rellenaron en su día, y que este año se han materializado con la ampliación de más talleres así como salidas y excursiones para conocer el entorno urbano.

Morales cuantifica en unos 30.000 €, el montante económico que la Concejalía de Juventud ha destinado a un programa que aparte de facilitar a los más pequeños el aprender divirtiéndose también tiene una vertiente laboral ya que se han contratado a 6 monitoras en la edición de 2010. Las actividades se han estructurado de lunes a viernes y en horario de 9 a 14 horas.

Experiencia positiva para monitoras y chavales

Una de ellas, que atiende al nombre de Mª Inmaculada, analizaba su experiencia en la Escuela de Verano. Asegura que los niños han disfrutado con todos los talleres pero especialmente con los juegos y bailes. También, destacaba las salidas efectuadas a edificios municipales y a nivel personal se siente satisfecha por una vivencia profesional que le servirá para engrosar su bagaje formativo ya que ella cursó en su día un curso de Educación Infantil y Jardín de Infancia en Ciudad Real.

En el acto de clausura, los tres grupos de chavales (divididos en categorías como “Ardillas”, “Camaleones” y “Dragones”) han ejecutado varias coreografías: desde el “cómo me pica la nariz”, letra conocida del payaso Miliki, hasta otras más bailables como el “Thriller” de Michael Jackson y el “I gotta feeling” de Black Eyed Peas. Finalmente, a los niños participantes se les ha hecho entrega de un diploma.